30 OCT 2013 | COLUMNA DE OPINIÓN

Ventajas del Software como un Servicio

Tener una solución de SaaS para el cliente final resulta eficiente, rentable, seguro, además de brindarle un óptimo retorno de la inversión, mejor experiencia de servicio y adopción de la solución, entre otros múltiples beneficios

Por Miguel Angel Alfaro / Revista Gerencia

Los beneficios de la modalidad del Software como un Servicio (SaaS) han permitido que se extienda cada vez más como atractiva propuesta de negocios. Esto, principalmente, porque los proveedores de SaaS no venden software y luego desaparecen hasta que llega el tiempo de las actualizaciones, sino que pasan a ser socios en un trabajo diario. 

Asimismo, esta opción permite la configuración sin personalizaciones costosas y pone más herramientas en las manos del cliente. No hay que esperar al proveedor para hacer cambios o modificar configuraciones importantes. El despliegue es rápido, su mantenimiento de bajo costo y la escalabilidad ilimitada.

Totalmente SaaS

No obstante, los clientes están demandando soluciones SaaS que sean cien por ciento y orgánicamente desarrolladas por las empresas y no por compras, fusiones o adquisiciones de parte de casas de proveedores de soluciones, aplicaciones y plataformas SaaS. 

Los clientes empresariales quieren un nivel más acelerado de la innovación e influencia en los planes (roadmap) de aquellos pocos proveedores que están innovando en el mercado. Un ejemplo es la necesidad de que estas plataformas SaaS sean más adecuadas al desarrollo y expansión de las redes sociales, que ayuden al usuario final a la colaboración y mejora de la productividad en su trabajo. Asimismo, el tema de la integración es crítico. Por eso es importante que la solución sea totalmente SaaS y no un rompecabezas de piezas de software. 

Para el cliente final tener una solución de SaaS resulta eficiente, rentable, seguro y satisface las necesidades de algunas de las mayores empresas globales del mundo. Además, se logra un óptimo retorno de la inversión, mejor experiencia de servicio y adopción de la solución, gran escalabilidad, facilidad de uso y, lo mejor, no existe dependencia del área de tecnología para mejorar distintos procesos de negocios. El costo de mantenimiento es mucho menor y se puede predecir, ya que los tiempos de implementación son de semanas y no de meses o, como en muchos otros casos, de años.

Una gran oportunidad

Finalmente, para distribuidores e integradores de TI el modelo de Software como un Servicio también tiene beneficios y es ventajoso. La distribución se vuelve más ágil y sencilla, porque justamente la implementación de soluciones es más fácil de liderar y gestionar exitosamente. Se trata, por lo mismo, de una gran oportunidad, en especial si se considera que por cada año que el cliente mantiene la plataforma se incrementan las ganancias, construyendo de esa forma una cartera de negocios en base al modelo de suscripción en un mercado fértil y virgen dentro de la región de América Latina. Sin embargo, el canal debe preparar a sus equipos comercial, técnico, de preventa y postventa para educar y posicionar este esquema en el target que se busca.