02 JUN 2015 | NOTA DE INTERÉS

Tips para tener salud financiera

Es parte de madurar el lograr establecer un equilibrio y estabilidad económica.

El llegar a fin de mes con dinero en los bolsillos, es algo que muchos no logran, se tiene hasta inconciencia en qué se gastó el dinero, esto evidencia que no se posee control de las finanzas personales lo que es muy contraproducente al momento de querer lograr objetivos o ahorrar.

El consultor estadounidense Rick Newman en su nuevo libro “Libertad para todos: Un Manifiesto para Reclamar la Libertad Financiera y Política” señala que toda persona puede terminar con los malas prácticas financiera siguiendo estos principios:

Mantenerse en movimiento: Ir en busca de un trabajo persiguiendo objetivos tanto profesionales como financieros. Comprometerse con empleadores y estos entreguen las herramientas necesaria para seguir creciendo dentro de empresa, de este modo se trabaja de manera motivada y se cuida el empleo.

No volverse obsoleto: No está de sobra el tener identificadas las fortalezas y debilidades que se poseen, ya sean éstas personales o profesionales. Al tener conciencia de esto se logra cobrar de manera correcta por el tiempo y trabajo ofrecido, además se explota con mayor seguridad el área en la que más se maneja. 

Siendo siempre fundamental ir reinventándose y mejorando todo el tiempo, ya que la velocidad de los cambios hace indispensable siempre estás aumentado las fortalezas e ir disminuyendo las debilidades de este modo estar siempre vigente y ser un componente indispensable para la empresa. 

No te sobre endeudes: Es tomar conciencia de los gastos mensuales que se pueden adquirir, teniendo claro lo montos, debido que el consumo personal excesivo es el principal motivo de una mala costumbre financiera. A medida que aumenta el endeudamiento, menor es el margen de maniobra ante una crisis o eventualidad. EL crédito es beneficioso cuando se utiliza de manera correcta.

Empoderarse con la información: Las personas informadas tienen mejores herramientas al momento de decidir, por ejemplo, tasas de interés, fuentes laborales…Es recomendable invertir en educación financiera. Esto es más que endeudarse menos.

En definitiva, es importante ir creando buenos hábitos de consumo, inculcarles esto de pequeños a los niños por medio de planes de familia, el que valoren el dinero desde temprano como un medio para sus fines, y no viceversa es fundamental para lograr ciudadanos con economías sanas e inteligentes.

Siendo uno de los objetivos más predominantes para el pequeño y mediano inversionista saber manejar la administración financiera y el correcto uso de las opciones que están disponibles para lograr mayores dividendos con su capital.