16 MAY 2018 | Artículos de interes

Tipos de liderazgo.

Ya sea para reconocerte o actualizarte, es recomendable que conozcas los tipos de liderazgo más comunes.

Décadas de estudio respaldan todo aspecto relacionado al ambicionado liderazgo. Se han establecido mejores prácticas, se han identificado metodologías exitosas y se han establecido perfiles que permiten reconocer las habilidades y áreas de oportunidad de cada persona.

Al inicio, se señalaron tres estereotipos clave de líder: 

1. Autocrático

Son aquellos en quienes reside el poder absoluto de decisión, son responsables de cada juicio emitido y rara vez comparten el trabajo, el poder, o hacen caso a las opiniones de subordinados. Toman decisiones rápidas y determinantes.

2. Democrático

Se preocupan por distribuir las responsabilidades entre los elementos involucrados, con lo que fomentan el criterio, responsabilidad y la importancia del equipo laboral. Escuchan las opiniones externas pero la decisión final radica en su propio juicio.

3. Deslindador 

Escucha las opiniones de todos los individuos que forman parte del equipo, distribuye las responsabilidades y parte del poder de decisión, fomenta la autonomía del grupo, pero de no contar con un enfoque práctico o estrategias de contingencia, carecería de fuerza autoritaria y puede provocar el caos organizacional.

Sin embargo, de estos se han desprendido otros más, que en lugar de verse como tipificaciones, se deben entender y abordar como estilos a practicar según el contexto dado:

Visionario: Un visionario tiene siempre el objetivo final en mente, trabaja sus habilidades de comunicación y se dedica a realizar sesiones de seguimiento para reconocer nuevas oportunidades y recibir siempre nueva información.

Instructor: Este estilo de liderazgo vela por el conocimiento mutuo e integral, busca compartir información y formar elementos capaces y autónomos, pero a la vez empáticos. Escucha atentamente y es flexible en sus metodologías.

Afiliativo: Destaca por su habilidad de crear lazos emocionales con el resto del equipo y trabajar conforme a ellos, busca el crecimiento grupal y elevar la moral. Los líderes que ponen en práctica sus habilidades filiales, construyen equipos de trabajo sólidos y leales. 

Organizado: Se puede determinar a alguien como líder de cronograma, o con metodologías de este tipo, si mantiene un enfoque preciso en las actividades agendadas, responde rápidamente, establece metas claras y ambiciosas, y se esfuerza por fomentar células de acción y supervisión que encaminen al éxito.

Dominante: Un líder que busca ser dominante, tiene una visión clara y en ocasiones rígida. Puede comportarse de manera autócrata, es organizado, trabaja de lo específico a lo general para lograr buenos resultados, y responde en breve.