18 FEB 2015 | Artículo

“Tener un plan de negocios”

Cuando se empieza un negocio, se debe trazar un plan, que sea ordenado, que tenga una estructura”.

Cortesía / Revista Gana Más

Luis Alberto Silva Huamán, consultor de comercio exterior y negocios del Centro de Desarrollo Empresarial de Cofide y gerente general de Inkas International Logistics SAC, empresa que brinda asesoría en comercio exterior, realizó una ponencia, dentro del ciclo de exposiciones que realiza Cofide, sobre la importancia de tener un plan de negocios.

Silva comentó que cuando una persona forma un negocio, lo primero que debe saber es cuánto quiere vender. “Esto es muy curioso porque cuando yo pregunto, en mis charlas o asesorías, cuánto quieren vender nunca me responden. Es algo que ni siquiera se lo han preguntado ellos mismos, y esto es recurrente, siempre me pasa, lo cual significa que no hacen proyecciones, que no se plantean objetivos”, dice Silva.

Plan de negocios

Silva señaló que siempre, cuando se empieza un negocio, se debe trazar un plan, que sea ordenado, que tenga una estructura. En él hay que trazarse objetivos a corto, mediano y largo plazo que contemplen cómo se quiere ver el negocio en 5 años. “Los objetivos que uno se trace deben ser anuales y revisarse cada 6 meses para ver si se están consiguiendo o no y poder cambiar el rumbo, mejorar lo que se deba, hasta ir logrando alcanzarlos. Lo malo es que en el Perú la gente vive el día a día, es más inmediatista o cortoplacista, por ejemplo, en EE.UU. se enseña a los niños, a mirar al futuro desde chiquitos.”

Agregó que también es importante saber hacer un balance familiar para reconocer los gastos que se hacen como extras, salidas al cine, paseos, etc., que pueden evitarse cuando se empieza un negocio ya que las utilidades o ganancias no se ven hasta el 6to mes o incluso después del año, por lo tanto se debe ahorrar o gastar mesuradamente. “Mucha gente tiene los llamados gastos escondidos a los cuales no les presta atención, pero si lo hicieran se darían cuenta de que son gastos importantes que no están contemplados en su presupuesto y que les producen desbalances que pueden obligarlos a usar la tarjeta de crédito para retirar efectivo, lo cual es gravísimo ya que los intereses por retiro de efectivo son altísimos”.

Refirió que otro error que se comete a menudo es mezclar los ingresos del negocio con los gastos e ingresos familiares, sin llevar un orden porque no hay un plan de negocios adecuado. Si el dueño del negocio solo percibe ingresos por ese lado, debe pagarse un sueldo, que si bien no se hará efectivo al principio, debe figurar en su plan como egreso pendiente para que la Sunat lo considere también y se pueda descontar luego de las utilidades, de lo contrario puede parecer que el negocio tiene mucha utilidad cuando en la realidad no es así.

Conocer el negocio

Silva comentó también que algo importante es empezar en un negocio que se conozca bien. “La persona debe conocer todo sobre el negocio, proveedores, competencia, necesidades de los posibles clientes, cuándo se vende más o menos, en qué horas, etc. Para ello, se debe considerar una estrategia comercial que ayude a mejorar el ritmo del negocio”,dijo.

Esto también sirve para manejar un flujo de caja chica mensual y hasta semanal, y para lograr que los ingresos sean constantes o se incrementen mes a mes.

Finalmente, Silva señaló que para que un negocio tenga éxito lo más importante será que el dueño crea en él y trabaje mucho para lograr sus objetivos. Si, en el peor de los casos, no se consigue el ansiado crecimiento y ya pasó el tiempo requerido para que el negocio empiece a despegar, se debe desistir, no tiene sentido gastar tiempo, energía y recursos en algo que no funciona, es mejor, dejarlo ir y buscar otro proyecto. “Esto solo se logra ver con un plan de negocios en el que los números no mienten y nos indican si los egresos están siendo mayores a los ingresos y si estamos a pérdida”.