27 AUG 2014 | NOTA DE INTERÉS

Tecnología y emprendimiento

Los costos de la tecnología han disminuido, creando oportunidades para los empresarios.

En este momento hay miles de personas que están iniciando algún emprendimiento  o tienen en mente una idea innovadora. Para lograr el éxito, muchos de los emprendedores han decidido aliarse con una herramienta clave: la tecnología, siendo ésta un conjunto de instrumentos, recursos técnicos o procedimientos empleados en un determinado campo o sector.

Según  investigaciones realizadas, respecto a la significancia de la tecnología en las empresas, se indica que la incorporación de un sistema tecnológico resulta de gran utilidad para cualquier empresa, no importando el giro de ésta ya que al implementar un nuevo modelo se está apostando por completo a la  evolución y eficacia.

Se indica que el fracaso comercial ataca a todos aquellos que no evolucionan y no van adoptando los cambios que amerita el ritmo de vida. Hoy la inmediatez es parte del día, por eso, es fundamental atreverse e invertir en tecnología que aporte a seguir compitiendo y ser cada día mejores.

Los puntos que hay que considerar al implementar un buen sistema  tecnológico son:

• Ver qué equipo y tecnología es la adecuada para el negocio que posee o desea tener.

• Identificar las necesidades de la empresa y analizar qué sistemas han sido incorporados por la competencia.

• Determinar la inversión en relación a los objetivos, utilidades, beneficios y avances a los que se desea llegar.

Las empresas que están tomando la decisión de reestructurar sus sistemas de tecnología, ya que han notado que todo cambio es positivo para el negocio, deben tener en cuenta que es muy crucial  lograr identificar dónde invertir, qué cambiar y que dejar en beneficio del avance.

Es insólito que aún existe un gran número de empresas que no le dan la importancia que se debería al uso de la tecnología, siendo fundamental el desarrollo de las mismas, debido que prácticamente todos los negocios que compiten en el mercado deben cubrir las necesidades de sus clientes que cada día están más exigentes.