23 DEC 2014 | Artículo

Superarse en la Pyme

Las exigencias a las Pymes van aumentando con el paso del tiempo, ya que se espera mayor eficacia y mejor nivel de respuestas que aporten a óptimos resultados en todo ámbito.

Al tener un negocio organizado, que evoluciona de manera integral con el paso del tiempo, se estará presente en los mercados que son cada vez más competitivos, ya que si no es así rápidamente se puede quedar obsoleto y perder terreno.

A continuación se darán a conocer algunas características de la evolución que se puede apreciar en las organizaciones:

-Se admiten los cambios como parte de los procesos.

-La evolución deja seguir el ritmo de los clientes en consideración con la demanda de productos y servicios.

-Los cambios son eficaces en el momento que la alta dirección y la gerencia aprovechan la sapiencia de sus trabajadores y éstos están enfocados a los procesos con el uso apropiado de la tecnología.

-El cambio en las empresas tiene gran éxito, si éste es integral; es decir, que se aplique a cada ámbito de la compañía.

-Cuando existe una interconexión entre las personas, no únicamente en el proceso sino en la comunicación y en el uso de la información.

Cuando existen contextos de transformación de una empresa en una red de trabajo:

En todo cambio la empresa debe orientarse a sus clientes, esto es, compartir la visión, misión y valores de sus clientes y orientar su propio proceso para lograr una sinergia con los clientes.

Como organización, debe tener una visión de grandeza y ésta debe estar articulada con su planeación estratégica.

Compromiso con la evolución y rediseño de los procesos.

Perseverancia con el propósito de la organización.

En definitiva, nunca es beneficioso pensar que el negocio es exitoso y por ende no se debe cambiar la fórmula que se ha seguido, todo lo contrario, para lograr un perdurable triunfo se debe saber instaurar el cambio como política de empresa, que apunte a brindar lo que el cliente desea y de este modo estar vigente a través del tiempo.