23 OCT 2013 | NOTA DE INTERÉS

Seis errores frecuentes en el cajero

Las advertencias de seguridad para retirar dinero del cajero electrónico deben ser atendidas para evitar costosos dolores de cabeza.

Utilizar el cajero electrónico es una de las formas más eficaces en la que las personas pueden tener acceso al dinero en efectivo, hacer transferencias y conocer información de su saldo. 

Sin embargo, a veces las personas olvidan tomar las medidas de precaución suficientes y se convierten en víctimas de fraudes. 

Entre las malas prácticas al usar un cajero se encuentran: 

1. No fijarse en que el cajero contenga objetos extraños en las ranuras donde se inserta la tarjeta y en la que desembolsa los billetes. 

2. Permitir que extraños ayuden a retirar dinero. 

3. Escribir la clave en la misma tarjeta sigue siendo un error frecuente, especialmente en personas muy adultas. 

4. No guardar los recibos emitidos por el cajero electrónico, comportamiento que se recomienda corregir porque es un soporte que agiliza cualquier tipo de reclamación y permite a quien retira tener un control de sus movimientos financieros por ese medio. 

5. Retirar grandes sumas de dinero en los cajeros sin un acompañante es una de las situaciones más frecuentes. Algunos usuarios retiran el máximo permitido que excede el millón de pesos, para lo que es recomendable estar acompañado de alguien de plena confianza. 

6. Mantener la misma clave durante un periodo de tiempo extenso. Muchas personas siempre retiran en el mismo cajero y no la cambian periódicamente por lo que se convierten en objeto de delincuentes. Lo recomendable es modificar la clave cada 90 días. 

Recuerde que la mejor forma de cuidar su dinero y su bolsillo es acatando y escuchando las recomendaciones en materia de seguridad bancaria que aportan las entidades financieras y las autoridades.