30 APR 2014 | Nota de interés

Publicidad engañosa

Expertos en la creación de ilusiones.

Al momento que los empresarios, ejecutivos de mercadotecnia y publicistas trabajan en la creación de alguna campaña publicitaria ponen toda su creativa a prueba, ya que el trabajo final se tiene que caracterizar por ser de alto impacto, persuadir y ser original- que sea algo nunca antes visto-. Cuando se logra esto, aumenta el  volumen de venta y se evidencian buenos resultados a un corto plazo. Como no es fácil impactar en esta materia, muchos son los que utilizan de mala manera la publicidad, entregando mensajes donde reina la exageración y la mentira.

En el mercado actual es común notar que muchos productos son puro marketing, lo que se puede ratificar al momento de adquirirlos y vivenciar que éstos no cumplen con lo que en un momento se ofreció. Por eso, hay que poner mucha atención a la publicidad vacua, exenta de verdad y que, de una u otra forma, constituye una farsa o un engaño.

Por eso, los especialistas en marketing deben procurar utilizar mensajes para captar la atención del público objetivo sin dejar de lado la honestidad y así lograr  persuadir de manera eficaz. Hay que presta atención a no inducir al error en el mensaje entregado al destinatario, ya que esto va afectando la reputación, conformando una mala imagen para la marca.

Malas prácticas

Se señala que la publicidad engañosa es: cuando se incita al error del destinatario como consecuencia de la exposición del mensaje; cuando se induce a equivocación del destinatario como consecuencia de la información que transfiere el mensaje publicitario, y; cuando lleva a error al receptor como consecuencia de la omisión de información en el mensaje publicitario.

?En términos publicitarios, la ley señala que los anuncios deben ser comprobables y especifica que comete infracción la empresa que induce a error o engaño respecto a los siguientes elementos:

Los componentes del producto y su porcentaje.

La idoneidad del bien o servicio para los fines que se pretende satisfacer y que haya sido atribuida en forma explícita por el anunciante.

Las características relevantes del bien o servicio.

El precio del bien o servicio y su forma de pago, así como el costo del crédito.

Las condiciones de la garantía.

Su condición de no producir daño al medio ambiente o a la calidad de vida y el ser reciclable y reutilizable.