10 MAR 2015 | COLUMNA DE OPINIÓN

Por qué algunas Pymes son exitosas y otras, no?

En el mundo de los negocios podemos encontrar una gran diversidad de giros y tamaños de empresas. 

Por Rodrigo Calderón Cedeño / Grandes Pymes

Cada uno de los segmentos del mercado contienen a un grupo de negocios y organizaciones que dependiendo de su desempeño y de sus resultados pueden posicionarse como los líderes, o bien ubicarse en el espacio de los que aspiran o pretenden llegar a los estándares del líder y finalmente encontramos a todos los demás que se van quedando por muy distintas razones. Para un buen número de empresarios y dueños de negocios, pareciera ser que la única razón por la que una empresa puede ser el líder, es porque “es muy grandota”, como si el éxito dependiera del tamaño, o creen que las mejores prácticas sólo las llevan a cabo los grandes corporativos y las empresas multinacionales.

La razón por la cual algunas Pymes son exitosas y otras no, es porque han aprendido los fundamentos de los negocios. Esos principios básicos que son aplicables a todos los ramos y segmentos del mercado, no importando ni cuanto facturen, ni cuántos empleados tienen. Lo verdaderamente relevante es entenderlos y aplicarlos para que en consecuencia podamos tener grandes resultados.

Los fundamentos y principios básicos de los negocios los podemos agrupar en “6 Pasos”: 

1. Dominio. Como su nombre lo indica es la etapa de la definición y control de cuatro componentes esenciales: el destino, el dinero, el tiempo y la entrega o el servicio al cliente. Es difícil pretender que un negocio sea exitoso sin tener claridad en sus objetivos, desconociendo como entra y sale el dinero, sin saber las horas y minutos invertidos en cada actividad o brindando inconsistencia en sus productos o servicios.

2. Nicho. Sería maravilloso dejar de dar descuentos, o dejar de pelear cada centavo para que no te dejen de comprar y continuar en la mente de tus clientes. La única forma de salir de ahí es no competir por precio definiendo cuál es tu Característica Única de Venta (CUV), es decir aquella razón por la que te compran a ti y no a alguien más. Esto te dará la certidumbre de tener un flujo de efectivo constante en tu empresa.

3. Apalancamiento. Es hacer más con menos. Contar con sistemas de trabajo te ahorrará tiempo y energía. Tener un sistema no necesariamente es invertir en tecnologías de información, esto es tener por escrito lo que haces y hacer lo que dicen esos documentos día con día. Quizás necesites dedicar tiempo para hacer tu sistema, pero sólo lo harás una vez... luego tendrás un negocio que depende del sistema y no de la gente. “Sistematiza la rutina y humaniza las excepciones”.

4. Equipo. Cuando ya dominas tu negocio, que no compites por precio y que tienes sistemas de trabajo, es el momento adecuado para rodearte del talento que te permita seguir creciendo. Para formar un equipo ganador, necesitarás tener objetivos comunes, reglas claras, planes de acción, tomar riesgos e involucrarte.

5. Sinergia. Se trata de saber crecer. Aumenta el volumen de tu negocio y asegúrate de que tus sistemas y tu equipo lo pueden controlar. Este es el punto en el que muchas Pymes se derrumban por no haberse cimentado bien. Llegar hasta este punto es un proceso. Si no lo hiciste ordenadamente, te puede causar mayores daños que beneficios.

6. Resultados. Finalmente como empresario o dueño de negocio aquí tendrás un ingreso seguro en tu empresa y podrás disponer de mayor tiempo. Te has ganado la libertad para disponer del dinero y el tiempo ya sea para ti o para lanzarte a un nuevo negocio.

En conclusión, no importa de qué tamaño sea tu organización, ni en qué giro estés, si deseas integrarte al grupo de las Pymes que son exitosas el secreto es aplicar los fundamentos de los negocios a través de los “6 Pasos” que ahora ya conoces.

De esta manera estaremos seguros que el día de mañana tendrás una “empresa Comercial, rentable que funcione sin ti”...

 

Este artículo es una cortesía del blog Grandes Pymes del Doctor en Ciencias de la Administración, Juan Carlos Valda.