05 FEB 2014 | NOTA DE INTERÉS

Póngale candado a su información financiera en la red

¿Es realmente segura la Web? Conozca cómo protegerse.

Cortesía / Asobancaria 

Se ha preguntado si la información que consulta en Internet, respecto a los productos que tiene con el sistema financiero, ¿es realmente segura? Conozca cómo protegerse.

La banca por Internet es un sistema seguro y que brinda muchos beneficios a sus usuarios. El uso de ella, depende del manejo que usted le dé y las precauciones que tome cuando consulta su información. Por eso, lo invitamos a informarse y a tomar las precauciones necesarias para que caer en la trampa de los delincuentes.

¿En qué consiste el “Phishing”?

Es un término informático que denomina un tipo de abuso informático y que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social caracterizado. 

A través de esta modalidad, personas inescrupulosas se hacen pasar como una entidad oficial para obtener su información (datos, claves, cuentas bancarias, identidad), y posteriormente usarlos de manera fraudulenta.

¿Cómo roban su dinero?

 Las modalidades de estafa más comunes son:

- Envían un mensaje de texto haciéndose pasar por su entidad financiera y le solicitan datos personales.

- Usan este mismo mecanismo, a través de una llamada telefónica. 

- Crean un sitio web falso o una ventana emergente.

- Envían un correo electrónico, solicitando la actualización de su información personal.

Nueve consejos para protegerse al hacer transacciones en Internet:

1. Escriba la dirección web de su entidad bancaria en la barra de direcciones. No utilice enlaces, no use buscadores y no guarde la dirección en ningún navegador.

2. Concéntrese en lo que está haciendo. No desatienda su computador mientras realiza alguna transacción o compra por internet.

3. Finalice completamente. En cuanto termine su transacción electrónica, seleccione la opción “salida segura” para cerrar la sesión.

4. Proteja su equipo. Instale y mantenga actualizado su computador con antivirus y antispyware.

5. Verifique periódicamente sus movimientos financieros.

6. Fíjese en la dirección. Cuando realice compras a través de la red, asegúrese siempre antes de introducir sus datos (ya sean personales o bancarios) que sean páginas seguras, es decir, que esté presente el “candado de seguridad” y que en la dirección esté el sufijo https.

7. Recuerde que las entidades bancarias nunca le solicitarán los datos personales por ningún medio electrónico como: e-mails, SMS, fax, entre otros.

8. No comparta sus claves de acceso personales.

9. En lo posible, evite usar un café Internet y redes inalámbricas de las cuales desconozca su seguridad.