31 JUL 2015 | ARTÍCULO

Poner en práctica un cambio en su Pyme

Si llega la ocasión de producir CAMBIOS en la empresa, deben tenerse en cuenta una serie de aspectos previos que, de otro modo, expondrían innecesariamente las oportunidades de concretarlo exitosamente. 

Cortesía  / Grandes Pymes 

De un boletín al que estamos suscriptos, extractamos las siguientes herramientas de acción que recomendamos tener en cuenta:

* Organice un foro de comunicación en el cual los empleados puedan expresar en forma abierta sus temores y objeciones acerca de un cambio inminente. Durante esta sesión, escúchelos sin hacer juicios y expréseles apreciación genuina por su honestidad. Usted escuchará puntos de resistencia que se pueden tratar con facilidad, mientras que otros podrían convertirse en la base para algunas alteraciones en el cambio planeado.

* Proporcione apoyo emocional a los que se vean obligados a hacer cambios de trabajo, de situaciones y relaciones seguras, conocidas y satisfactorias. Ellos sientes emociones similares a las de la pérdida de un ser querido. Éstas incluyen conmoción, negación, confusión, cólera, sentimiento de culpa, tristeza y depresión. A través de nuestra empatía y comprensión podemos ayudarlos a pasar por el período difícil y aprender a aceptar el cambio planeado.

* Venda el cambio comunicando claramente los beneficios del nuevo sistema o enfoque. Estos pueden incluir mejoramientos en publicidad, calidad, participación de mercado, competitividad o rentabilidad general.

* Motívelos para que participen en el cambio planeado al reconocerlos ante el resto de la organización por sus éxitos y logros pasados, y por su potencial para ayudar a hacer avanzar el proceso hacia adelante. Además celebre los éxitos tempranos y reconozca a los empleados y equipos que hayan hecho una contribución.

* Para alentar un comportamiento apropiado de correr riesgos, proporcione una “red de seguridad” para errores y fracasos razonables y ayúdelos a recuperarse rápidamente a través del respaldo administrativo y la capacitación.

* Incluya a sus empleados tan a fondo y tan profundo como sea posible en el proceso de cambio. De este modo, recibirá de ellos no sólo sus mejores ideas sino también su apoyo personal para el cambio. Esto se resume en el “principio de propiedad”:

• Lo que la gente ayudó a crear es de su propiedad…

• Lo que la gente posee, a eso le dan su apoyo y compromiso.

• Aquello en cuya creación la gente no intervino, no es de su propiedad…

• Aquello que la gente no posee, a ello se resisten e incluso pueden sabotearlo.

* Asegúrese de que todos los sistemas organizacionales están sincronizados de tal modo que el cambio propuesto avance de manera uniforme. A menudo, hay cambios importantes que no logran satisfacer las expectativas debido a una falta de coordinación administrativa y respaldo organizacional de programas anticuados dentro de áreas tales como finanzas, mercadotecnia, recursos humanos, investigación y desarrollo, fabricación, administración de materiales o asuntos legales.

Este artículo es una cortesía del blog Grandes Pymes del Doctor en Ciencias de la Administración, Juan Carlos Valda