05 DEC 2013 | NOTA DE INTERÉS

Perfeccionamiento en los servicios que se ofrecen

Los clientes son fundamentales para el éxito de una empresa, por eso, se debe trabajar para entregarles lo mejor.

Es muy importante que al emprender se tenga conciencia de la importancia que poseen los clientes para que a la empresa le vaya bien. Es oportuno trabajar en el buen trato y cumplimiento de  los compromisos que se adquieren con los consumidores, ya que al entregar una buena experiencia en el minuto de la compra, se puede lograr la anhelada fidelización.

Hay que tener presente que cuando un cliente da con el producto o servicio que buscaba siente gran satisfacción y si además recibe un buen trato o atención, queda satisfecho, y esa complacencia hace que regrese.  Además, es muy probablemente que recomiende la marca lo que es el mejor marketing que una compañía puede generar.

Para optimizar el área de servicio al cliente se aconseja  prestar atención a los siguientes puntos:

• Mantener informado a los clientes: El servicio al cliente suele ser una de las áreas más delicadas dentro de una compañía. No solamente por tratar con las personas que compran, sino porque hay que saber cómo atenderlas. Es propicio Utilizar frases que les den tranquilidad. Hacerles saber que se encuentran al tanto de sus problemas, si es que los tienen, y que estará ahí para apoyarlos.

• Elaborar un guion: Si se cuenta con un centro de atención telefónica, aunque solamente lo atienda una persona, deberá contar con un guion que estipule lo que le dirá a los clientes. Estandarizar los diálogos hará todo más profesional, debido a que no incurrirán en muletillas o en lenguaje inapropiado.

• Atender puntualmente: Si se toma el caso de algún cliente que tiene problemas o que necesita algo en específico, no hay que dejarlo hasta resolverlo. Los consumidores valorarán la atención recibida y se sentirán satisfechos con el servicio. Recordar que escuchar es una parte muy importante para saber en qué se puede mejorar.

• Crear un programa de lealtad: Consentir a los clientes frecuentes de alguna manera. Puede ser por medio de algún descuento después de un número de veces que le hayan comprado. También podrían acumular puntos en alguna tarjeta o monedero e intercambiarlo por mercancía o descuentos. Todo depende del producto o servicio y de qué forma se preste para este fin.

• Dividir en categorías: Sin que los clientes lo sepan, se podrían separar en distintos niveles. Los nuevos deberán recibir una "bienvenida" o agradecimiento por haberlo elegido sobre la competencia. Puede ser algo que signifique valor agregado para ellos. Los recurrentes, pueden entrar al programa de lealtad que se dijo previamente. Si compran grandes volúmenes también podrían recibir un descuento. Lo importante es que se les atienda de forma adecuada a los clientes.

Fuente informativa: Finanzas Prácticas, sitio en línea sobre finanzas personales, desarrollado por Visa Inc. con fines educativos. Si deseas leer más información relacionada haz clic aquí