08 APR 2019 | Artículos de interés

Pasos para determinar una inversión en publicidad.

La publicidad es un medio primordial de promoción y posicionamiento que permite a los negocios incrementar sus posibilidades de venta y expansión.

Detallar entonces un presupuesto publicitario es uno de los pasos más importantes para implementar una estrategia adecuada y enfocada a la optimización, cuya clave corresponde a encontrar el equilibrio entre lo que se tiene (las características de la compañía) y lo que se quiere (los objetivos).

En términos generales, en la actual industria (de plataformas digitales y herramientas tecnológicas) se recomienda destinar una tercera parte del presupuesto total de marketing a los planes de publicidad, aunque la cantidad final dependerá de cada caso. 

¿Cómo planear el presupuesto publicitario de tu compañía?


Visualiza el público ideal. El conocimiento adecuado de las comunidades que deseas impactar (edades, género, ocupación, intereses, etc.) te ayudará a visualizar el volumen de publicidad necesario.

Piensa en la identidad de tu negocio. Identificar la etapa de maduración en la que se encuentra tu proyecto, el presupuesto del que dispone, los hitos que desea lograr con la estrategia, así como su posición con respecto a la competencia, facilitará la concepción del tipo de plan que requiere (de lanzamiento, promoción, posicionamiento, renovación, etc.) y, por lo tanto, del tamaño del presupuesto. 

Considera la diversidad de medios publicitarios. Estos deben adaptarse al tipo de comunicación de la compañía y de sus audiencias clave, recordando siempre que la presencia en medios digitales se ha vuelto una necesidad y que se pueden reinventar las opciones en plataformas tradicionales. 

Haz los cálculos pertinentes. Para ello se deben considerar los números de desempeño de cada caso, para lo que se pueden emplear diferentes métodos:

          - Tradicional. Se elige un porcentaje fijo sobre los ingresos por ventas proyectados en el año y se aplican de manera constante. Dicho porcentaje puede derivar del volumen de transacciones de la compañía o del promedio de inversión que se acostumbra en la industria a la que pertenece.

          - Por unidad de venta. Se calcula la inversión según la proyección de unidades de venta que se desea colocar dependiendo del retorno a generar; es decir, se planea la inversión de acuerdo al costo de publicidad de cada pieza que se quiere vender. 

          - Máximo permisible. Es una de las opciones menos recomendables ya que se basa en el cálculo de porcentajes de inversión máxima según el presupuesto, sea porque se quiere elevar la apuesta o porque se trata de cantidades remanentes, por lo que se considera poco estable. 

          - Por tareas y objetivos. La más detallada de las metodologías mencionadas, ya que surge después de haber realizado un plan de marketing completamente detallado: se jerarquizan las prioridades del proyecto publicitario, las actividades requeridas para llevarlo a cabo y se desglosa del costo de cada una de ellas.

Además de tomar en cuenta lo anterior, vale la pena solicitar asesoría de profesionales en el tema (se trate de un consultor o de un departamento interno especializado) ya que cada presupuesto requerirá adaptaciones y análisis específicos.