13 AUG 2014 | NOTA DE INTERÉS

Modelos de mercado

La misión que posee el mercado es poner en contacto oferentes y demandantes y regular, mediante el precio, el intercambio de bienes y servicios.

Para introducir el tema se define mercado en economía como un conjunto de escenarios en los que los compradores y vendedores se relacionan para intercambiar bienes y servicios por dinero.

Asimismo, los mercados especificados como tal, se clasifican en proporción con el número de vendedores y por los bienes o servicios a ser intercambiados por dinero. Estas clasificaciones se denominan "modelos", existiendo tales como:

Competencia perfecta: Para que un mercado logre la competencia perfecta debe cumplir con las siguientes condiciones:

• Debe poseer  un gran número de compradores y vendedores para que ninguno de forma individual pueda influir en el precio.

• Lo que se vende debe tener la característica de ser homogéneo.

• El mercado debe caracterizarse por su transparencia, apuntando a compradores y vendedores  bien informados de los precios de los productos (transparencia para que se pueda dar el principio de la unicidad del precio), de la tecnología utilizada, etc.

El monopolio: Es el modelo de segundo mercado más competitivo, posee  diversos vendedores, pero en menor número que en el modelo de competencia pura. Aquí se producen bienes variados, con una orientación en la fabricación de los productos se destacan por el dominio de la fabricación. Esto lleva a un enfoque en la marca y un control limitado sobre los precios, debido a una diferencia en la calidad asumida.

El oligopolio de oferta: Es aquel mercado en el que hay un gran número de compradores frente a una cifra reducida de vendedores  con una significativa cuota de mercado. El escaso número de vendedores hace que puedan ejercer alguna influencia sobre el precio.

Modelo de monopolio puro: En este modelo existe solamente un vendedor con uno de cada tipo de bien, sin alternativas. Siendo prácticamente imposible que otros vendedores ingresen en el mercado, sólo es capaz de hacerlo en absoluto con la patente o licencia del gobierno. El vendedor tiene el poder total sobre el precio fijado para el bien.