16 JAN 2014 | MI NEGOCIO

Lo que se paga: es la experiencia

Existe un ítem de gran valor en el currículum vítae y que sale a relucir cuando se está en “terreno”.

La palabra experiencia, se puede definir como todo conocimiento o habilidad que se adquiere al haberla realizado, sentido o vivido una o más veces. En el plano laboral o empresarial el término logra gran valor, ya que, muchas veces, la persona más competente es aquella que posee mayor expertise. Es habitual que cuando se busca a un trabajador para alguna vacante laboral se escoja a quién posee más práctica en el tema.

Cuando existe un tipo de experiencia previa, al momento de emprender o desarrollar algún cargo laboral: disminuye la posibilidad de error, existe eficacia y manejo del tema que permite desde el día uno comenzar a ser productivo.

Hay empresas que ven como perdida de capital el tener que capacitar a los trabajadores, ya que se debe disponer, en cierta medida, de tiempo, recursos y personal, los que, muchas veces, escasean. Por eso, el contratar a alguien que posee los conocimientos necesarios hace que una compañía ahorre.

Son muchas las personas que recién han terminado sus estudios y han salido en busca del anhelado primer empleo, pero se ven complicados al enfrentar una realidad que, muchas veces, los frustra, porque con la gran competencia que existe en el mercado laboral, no tener experiencia en el currículum vítae, es letal. Por eso, es recomendable que en el periodo de educación, el estudiante realice todas las prácticas posibles o voluntariados, ya que esto genera valor en los antecedentes curriculares.

Resulta importante saber que la experiencia no significa seguir, siempre, el mismo camino para lograr un fin exitoso, por ejemplo, asumir el riesgo de cambiar de trabajo, comenzar un negocio nuevo en medio de una crisis, viajar a otro país o tomar un camino nunca antes recorrido puede ser igualmente efectivo.

En definitiva, la experiencia se debe ver como una herramienta para seguir avanzando, sin detenerse, ni limitarse a experimentar cosas nuevas. Como una forma de incorporar a profesionales jóvenes, recién egresados, muchas empresas han implementado los programas trainee que tienen como misión entrenar y capacitar a novatos para cargos específicos, lo que hace que muchos talentos jóvenes ocupen puestos claves.