04 AUG 2015 | NOTA DE INTERÉS

Lo bueno de la cultura corporativa

El llevar a cabo esta área en una empresa constituye un conjunto de normas, valores y pautas de conducta que comparten los integrantes de una compañía.

 

No todas las empresas han definido cuál es su cultura lo que provoca que sea muy difícil contar con trabajadores que reflejen el ADN de la institución. Su importancia radica en que es un factor de integración, porque el personal para ser y sentirse parte de la empresa debe cumplir con el modelo establecido. Se puede trabajar y gestionar sobre la misma para alinearla con la filosofía y obtener una identidad coherente con la imagen que se quiere entregar.

La cultura es definida por diversos factores tales como: la historia y trayectoria de la compañía, la personalidad y valores de sus directivos y empleados, el entorno social donde se desarrolla. Si la empresa no tiene identificado estos puntos es recomendable trabajar en ello. 

Resulta ideal que la cultura defina los valores básicos organizacionales, y comunique a los integrantes actuales y futuros la adecuada manera de pensar y actuar. Al momento de seleccionar personal se puede acoger esto para así contratar a quienes están más apegados a la identidad de la compañía.

Estudios recientes sugieren algunas características, que absorben la esencia de

la cultura de una organización:

Innovación y asunción de riesgos: El nivel hasta el cual se alienta a los trabajadores a ser innovadores y asumir riesgos.

Atención al detalle: El grado hasta donde se espera que los empleados demuestren precisión, análisis y atención al detalle.

Orientación a los resultados: Hasta donde la administración se enfoca en los resultados o consecuencias, más que en las técnicas y procesos utilizados para alcanzarlos.

Orientación hacia las personas: El nivel donde las decisiones administrativas toman en cuenta el efecto de los resultados sobre las personas dentro de la organización.

Energía: Hasta dónde la gente es enérgica y competitiva, en lugar de calmada.

En definitiva, se debe trabajar para que la conducta de la empresa y los valores de la misma coincidan con la cultura corporativa.