24 JUL 2014 | NOTA DE INTERÉS

Las oportunidades

No todas las personas saben identificar las oportunidades y convertirlas en exitosos negocios.

 

Si hay una característica que resalta en los emprendedores, ya sea el valiente que está instalando un nuevo negocio o el que inaugura una nueva línea en una empresa consolidada, es un don identificar nuevas oportunidades y sobre todo ir más allá y ponerse a actuar para concretar una idea.

En las escuelas tradicionales se les enseña a los niños a seguir lo establecido, saber acatar órdenes, siendo el más inteligente aquel que obedece y aprende la lección sin emitir mucho cuestionamiento. Prácticamente el mayor mérito está en tener memoria, hablar bien,  coleccionar títulos académicos y esperar el contrato de una gran empresa.

En los tiempos actuales hay cabida para el desarrollo del éxito desde otra perspectiva. Los modelos de negocio han cambiado y los anteriores conceptos  están desapareciendo. Ahora los títulos no son suficientes, ya no existe el puesto de trabajo dónde emplear. Hoy más que nunca necesitamos, tal vez con urgencia, crear nuestras propias fuentes de empleo e innovar, asumir riesgo y cambios para sobrevivir.

Se ha señalado que los mejores negocios son aquellos que responden a una necesidad. Al igual que una empresa que logra resolver un problema que enfrentan los potenciales consumidores. Es ideal que la compañía nazca a raíz de las carencias expresadas por la comunidad. Una buena idea es realizar un sondeo con el entorno, analizar y preguntar de manera directa a las personas cercanas sobre lo que se necesita.

La estimación de necesidades debe ser un proceso incesante debido que èstas también van cambiando, y otras personas pueden entrar a una comunidad y ver necesidades completamente distintas, todo depende del enfoque mental de la persona.

· Encontrar a los clientes descontentos de un sector

· Escuchar a los propios clientes y a los potenciales clientes

· Estudiar factores demográficos

· Atención a los cambios en los gustos de los consumidores

· Examinar la competencia y las tendencias del sector

· Descubrir aspectos mejorables del producto o servicio

· Elige una industria en crecimiento

· El cambio legislativo, fuente de oportunidades de negocio

· Estudiar  qué es lo que funciona en otros mercados y países