23 MAY 2014 | NOTA DE INTERÉS

Las comunicaciones internas en la empresa

En el alto nivel de competitividad que presentan hoy los mercados, es fundamental crear lazos de pertenenciaentre los empleados y las compañías.

Pensar que la comunicación interna es un lujo y algo exclusivo de las grandes empresas, es un error. Implementar una adecuada política de comunicaciones internas que contribuya a implantar los cambios y a lograr los objetivos corporativos y estratégicos de la compañía para conseguir retener el talento, es hoy un desafío para todas las empresas.

¿Pero qué son las comunicaciones internas?Podemos definirlas como aquel tipo de comunicación dirigida a los clientes internos, es decir, alos trabajadores de una empresa. Este proceso surge como una respuesta a las nuevas necesidades de las compañías de motivar a su equipo humano y retener a los mejores en un entorno empresarial donde el cambio es cada vez más rápido.

En este proceso comunicacional interno participan y se integran gerentes, directores de una organización además de todos los niveles de empleados de la misma, a fin que se obtenga una buena imagen interna.

La implementación de una política de comunicaciones internas es una herramienta estratégica que permite y ayuda a aumentar la eficacia del equipo humano, que éste se sienta cómodo e informado. Además, permite que los trabajadores conozcan la misión, filosofía, valores y estrategia de una empresa, sintiéndose parte de ella, lo que se traduce en mayores grados de compromiso. Además, la comunicación interna ayuda a reducir la incertidumbre y a prevenir el temido rumor, un elemento muy peligroso para las compañías.

Uno de los objetivos de la comunicación interna, es la creación de un clima cordial y de confianza donde el empleado se sienta a gusto y vea que sus objetivos y los de la empresa están muy relacionados.

Las herramientas más utilizadas en este proceso de comunicación son: las revistas internas, boletines electrónicos, diarios murales, Intranet, folletos, buzón de sugerencias, e informaciones junto con los recibos de sueldo, organización de actividades para empleados y sus familias.

El manejo correcto de la información en una empresa puede transformarse en un factor clave dentro de las organizaciones para una correcta transmisión de los objetivos y valores a su recurso humano.