22 APR 2014 | ARTÍCULO

La búsqueda profesional después de los 45 años

Seguramente ya te has percatado que como profesional “senior” no puedes plantearte tu búsqueda como si tuvieras 35 años.

Cortesía / Revista América Empresarial

Los profesionales como tú y  yo debemos utilizar otros medios para la gestión de nuestra carrera y dirigirnos a otras dianas. Con la madurez profesional se reducen las posibilidades de utilizar métodos pasivos para la búsqueda y probablemente el éxito se fundamentará en las relaciones que has podido desarrollar a lo largo de tu trayectoria como profesional y/o directivo las pymes y el autoempleo.

Mientras tanto toma nota de las siguientes consideraciones:

1. Aún en los 50 o 60  debes de tomar en consideración que sigues siendo el único responsable y protagonista de la situación. Si has tenido éxito, has manejado bien tu red de contactos y ahora te acompaña un poco la suerte estoy convencido de que, con una cierta flexibilidad sobre tus expectativas, te será posible seguir desarrollando con éxito tu carrera profesional. No existe otra respuesta distinta de sí a la pregunta ¿Es posible desarrollar la carrera profesional después de los 50?

2. Es importante mantener la motivación  y el interés y no bajar la guardia. Existen  muchas pymes y organizaciones de todo tipo interesadas en aprovechar a alguien de tu experiencia, conocimiento y contactos. La pregunta es: ¿Estoy dispuesto a ser algo más flexible en mis expectativas?

3. Ahora es el momento en el que es posible cambiar de sector, de tipo de empresa,  inclusive de puesto. Esto no va a ser ahora un problema. Puedes inclusive buscar  entornos que hubieran sido inválidos en etapas anteriores. Siente que  estás o puedes aportar valor a tu nuevo entorno. ¿Estoy realmente disfrutando con lo que hago? ¿Me siento útil aunque el status no pueda ser el mismo que en otras etapas de mi carrera?

4. Analiza donde puedes aportar valor. Aunque esta actitud es básica en todos  los momentos del desarrollo profesional a partir de los 50 es un elemento básico.  Recuerda que no debes buscar a alguien que resuelva tu problema profesional sino entornos donde tú puedes aportar valor. ¿Dónde está un entorno, sector o empresa a la que puedo aportar valor?

 5. Recuerda que salvo que tengas tu vida resuelta vas a tener que seguir “trabajando probablemente hasta los 70 años. Conozco a mucha gente de esta edad que está   perfectamente y que siguen en una situación plena de  actividad, lo que no significa con el “stress” de cuando tenían 40 años. Existen muchas actividades en las que poder aportar valor y que son capaces inclusive de generar ingresos interesantes. Piensa que estar ocupado es el mejor masaje para el cerebro. ¿Cuáles son mis necesidades? ¿Qué puedo aportar y cómo puedo aportarlo? Hoy los tiempos han cambiado y a partir de los 50 debes redefinir lo que a uno realmente le gustaría seguir haciendo siempre con una visión puesta en tus capacidades y las oportunidades que puede ofrecer el mercado. Por tanto mi conclusión es: evidentemente que es posible.