20 JAN 2015 | Artículo

Interbank brinda 4 consejos

La campaña navideña terminó y un nuevo año comienza. Tras haber calculado el margen de utilidad o ganancia de su negocio durante esta etapa, es necesario definir el uso que se dará a estos recursos extras.

Cortesía / Revista Gana Más

“Con las ganancias obtenidas de campañas puntuales –como la de navidad que es la más importante del año– este segmento puede poner en marcha un planeamiento financiero de largo plazo con miras a generar mayores ingresos, aprovechando las oportunidades que el mercado y el sistema financiero ofrece a las pequeñas y medianas empresas”, comentó Luis Mella, gerente de la división de Banca Pequeña Empresa de Interbank. “Contar con ingresos extras es también una buena oportunidad para tomar decisiones importantes sobre el manejo de la empresa, como ordenar las finanzas, adquirir nuevos equipos, expandir el negocio, entre otros”.

En ese sentido, el ejecutivo de Interbank brindó las siguientes recomendaciones para administrar con éxito las ganancias generadas a lo largo del año:

1. Analizar la situación financiera actual de la empresa. El primer paso es tener claro cuáles son todas las obligaciones de corto y mediano plazo (pasivos) y todos los activos que son propiedad de la empresa. Si el negocio mantiene alguna deuda atrasada, es recomendable usar parte de los recursos de las ganancias para cumplir con este compromiso a la brevedad posible y evitar así un reporte negativo en el historial crediticio de la empresa.

2. Establecer objetivos. Se debe definir prioridades y metas específicas y realistas, cuánto costarán éstas y en qué tiempo se estima alcanzarlas. Para una pyme, la primera opción debería ser fortalecer el negocio con inversión en infraestructura o en maquinaria, esto sin dejar de evaluar las oportunidades que aparezcan para el negocio y en las que se deba dar mayor importancia a la compra de mercadería. El sistema financiero ofrece la alternativa de leasing a través del cual los clientes pueden adquirir un bien a través de un financiamiento estructurado de acuerdo a sus necesidades de inversión, optimizando así su gasto financiero y obteniendo un alto impacto para el crecimiento de sus empresas.

3. Identificar nuevas oportunidades de negocio. Es importante explorar nuevos mercados o productos para expandir el negocio. Pude utilizar parte de las utilidades de la empresa a estudios que permitan explorar las tendencias en otros países y la demanda actual de sus productos o servicios. También, puede realizar viajes al exterior y aprovechar ferias o ruedas de negocio para contactarse con potenciales clientes.

4. Evaluar instrumentos de inversión. Las empresas pueden iniciar un plan de inversión con las ganancias generadas en diversos instrumentos. Por ejemplo, todas las empresas que tengan un excedente de caja a partir de 7 días a más, pueden usar los fondos mutuos como alternativa para rentabilizarlo.  Además, otro de los beneficios de los fondos mutuos es que pueden servir como garantía de crédito.

Para Luis Mella, de Interbank, es fundamental cumplir con disciplina el plan financiero enfocándose en los objetivos trazados. “De esta forma, se tendrá un mayor orden en el uso de las ganancias y utilidades, evitando cualquier tipo de desembolso innecesario”, concluyó.