28 JUL 2015 | NOTA DE INTERÉS

Incidencia de la vestimenta laboral

Dependiendo de la labor realizada es preciso la utilización de una determinada ropa que se adecue a la ocasión.

El texto no apunta a que se deba ir formal a trabajar, sino que el trabajador tiene que usar una vestimenta acorde a sus funciones. Sí la persona trabaja en materias que involucran algún riesgo tiene que contar con ropa de tela especial que sea un aporte, calzado de seguridad y si es necesario casco y demás implementos que lo protejan y ayuden en la faena. Es importante que las empresas entreguen los utensilios necesarios, debido que si no es así se pueden sufrir daños que pueden derivar en consecuencias fatales para los colaboradores.

Es un hecho que parte de hacer el trabajo bien involucra el estar vestido adecuadamente, por ejemplo, en temas de seguridad o imagen que se proyecta por medio de la vestimenta la empresa ¿Qué quiere decir esta últimas frase? Apunta a que muchas compañías operan con la imagen de sus trabajadores: se les viste con los colores corporativos y logos, lo que resulta una excelente forma de publicidad e imagen corporativa. En los bancos, compañías telefónicas, tiendas de retail, locales de comida rápida etc se refleja esta modalidad. 

El tener trabajadores con vestimenta corporativa llega a tener tal impacto que muchos pueden asociar la vestimenta sin necesidad de leer la marca que hay detrás

La vestimenta está presente desde el momento uno en los temas laborales, por ejemplo cuando se asiste a alguna entrevistas de trabajo el ir mal presentado puede derivar a no ser escogido para el puesto. La ropa habla mucho de quien la viste, si se llega con vestimenta desalineada, arrugada o muy informal, se puede considerar que la persona es desaseada o despreocupada, lo que es muy negativo.

 Si bien la tendencia apunta más a la informalidad y vestimenta casual es preciso tener conciencia y pensar de qué trata el trabajo y después escoger las prendas correctas. Kevin Sheridan en su libro: Building a Magnetic Culture "una persona con un traje y corbata no necesariamente actúa más profesionalmente que una persona en pantalones vaqueros y una sudadera".