14 OCT 2014 | NOTA DE INTERÉS

Hacer crecer el negocio

Independiente del porte o la naturaleza del negocio, todos poseen potencial para crecer.

El concretar un negocio no es tarea fácil, menos lo es el perdurar en el tiempo y por sobre todo crecer con los años, ya que es muy recurrente el estancarse o arruinarse en el camino. Es una realidad que muchas las Pymes fracasan al corto periodo debido a malas jugadas. 

Si bien existen diversas formas de lograr un crecimiento, muchas veces, se ve algo dificultoso y poco claro el llegar a ello. Es fundamental lograr reconocer el camino adecuado para crecer, teniendo claro que éste dependerá del tipo de negocio que se posea, los recursos disponibles y cuánto dinero y tiempo se está dispuesto a invertir.

Siendo tres las fases reconocibles para hacer crecer un negocio:

La primera, es el aumento del número de los clientes. En este punto es donde el 97% de las empresas centran la mayor parte de su tiempo y atención.

La segunda y la tercera son en realidad en las que poseen el mayor potencial de retención y crecimiento.

La segunda, es el aumento del valor promedio de una venta, lo que apunta a la cantidad de dinero que se gana por cada compra o transacción.

La tercera, es acrecentar la periodicidad de compra del cliente, lo que significa obtener más valor de cada cliente.

Una de las estrategias más válidas para crecer es la creación de alianzas, ya que es un hecho que dos es siempre más que uno. Comenzar investigando las empresas que son similares o complementarias y generar una alianza resultaría muy beneficioso si se suman fuerzas e innovadoras ideas. Estas alianzas lograrían asentarse por ejemplo, en acuerdos para combinar recursos (financieros, humanos, tecnológico), combinar funciones (procesos productivos, distribución de productos).

El ir incorporando puntos de ventas es una forma concreta de ir aumentando los lugares en donde se puede ofrecer o vender los productos a los consumidores finales. Otra forma de hacer crecer un negocio es aumentando la inversión en publicidad.

Ir innovando constantemente es clave para seguir creciendo y perdurando en el tiempo. Si la fórmula que se ha llevado en el la empresa ha dado buenos resultados, es necesario en la manera que ésta se vaya perfeccionando y mejorando de manera constante, en beneficio del desarrollo del negocio.