28 JUL 2015 | NOTA DE INTERÉS

¿Ganar dinero es la finalidad?

En el momento de forjar una empresa se dibujan prospectos claros de lo que se desea conseguir con ella, siendo el dinero el protagonista ¿es esto lo correcto?.

Si como empresario se ha preguntado más de una vez, cuál es la finalidad de la empresa creada, lo más probable es que de inmediato se le venga a la cabeza la idea del lucro. Siendo un pensamiento casi generalizado y, es que un menor número de organizaciones se caracterizan por no tener sin esto, y si bien existen casos, éstos son bastante lucrativos para el personal que trabaja en ellas. Haciendo la excepción de aquellas cuyo fin no sea el lucro. En definitiva es correcto preguntarse si las ganancias son el único fin que persiguen. 

Al momento de obtener algunas respuestas, cabe considerar que cada empresa es diferente en todas sus formas, de manera clara no se podría definir en su totalidad el fin de las compañías; ya que eso va ligado directamente a los deseos del empresario que la creó. Por eso, resulta conveniente más examinar si un hombre que crea una empresa posee solamente el fin de generar dinero.

Si se desarrollan todas las compañías con esa sola finalidad brotarían  una serie de problemáticas, porque si la ganancia es la finalidad, se podría decir que todos los bienes de la vida se subordinan a él. Como la  familia, el matrimonio, los hijos, la salud, la amistad, en fin, lo que creemos valioso, si fuese de esa aso se sacrificaría todo. Lo que generaría un caos.

La finalidad de un negocio sería lograr los objetivos en torno al desarrollo que abarca el emprender, lo que no significa que todo esté re direccionado al dinero, existen variados casos en donde todo se vio arruinado solo por la dedicación al dinero. 

Por ejemplo, un empresario que solo trabaja en la generación de dinero difícilmente pensará en sus empleados, en la creación de buenos equipos o en su responsabilidad social lo que es contrario a la forma de dimensionar una compañía.

En definitiva no solo se debe ir en busca de ganancias monetarias, sino que hay trabajar por lograr desarrollar una compañía que genere mucho más que dinero.