13 JAN 2015 | ARTÍCULO

Fatiga visual en el trabajo

Extensos períodos de exposición a computadores o variaciones constantes de luz, entre otros, pueden influir en la capacidad visual de un trabajador.

Por Carolina Valencia / HSEC MAGAZINE, EMB

La fatiga visual, también conocida como Astenopia, es una molestia que se da en los ojos como resultado de haber realizado mucho esfuerzo voluntario del aparato visual para acomodar y ajustar la vista. Este efecto de cansancio se presenta en personas que realizan algún trabajo a corta distancia y durante un tiempo prolongado, en donde someten los ojos a una situación de estrés permanente. El esfuerzo que significa conseguir una visión adecuada provoca que la persona tenga la sensación de que disminuye su capacidad visual, aunque sea de manera transitoria.

Este problema afecta a aquellas personas que permanecen más de ocho horas delante de la pantalla de un computador, a quienes leen y escriben mucho tiempo de forma seguida, a los trabajadores que están expuestos a una luz muy brillante o que permanecen en lugares con poca luz, como bodegueros, cocineros o reponedores. Los conductores de taxi o buses también se ven afectados al conducir un vehículo por un período extenso. Asimismo, otras de las causas que provocan molestias oculares son la calefacción o aire acondicionado, ya que evaporan la secreción lagrimal impidiendo que el ojo se humecte correctamente; y el uso prolongado de dispositivos electrónicos. También, defectos visuales no asumidos o entendidos como leves, como la vista cansada, además de alteraciones en el enfoque de los objetos, contribuyen al desarrollo de molestias oculares.

Síntomas perceptibles

Los afectados por fatiga ocular con frecuencia sentirán la vista cansada, visión borrosa y doble, dolores musculares en la zona cervical, espalda y cabeza, sensación de fatiga corporal, ojos secos, más sensibles, llorosa y/o enrojecida.

En general, la sola presencia de Astenopia no reúne en sí una gravedad mayor, sin embargo, al presentar estas molestias siempre es recomendable acudir a un especialista y tomar así las medidas de tratamiento y prevención que corresponden, las que irían enfocadas a superar los malos hábitos de las actividades visuales.
Consejos para cuidar la vista en el trabajo:

• Utilizar una silla con respaldo para adoptar una posición equilibrada al estar sentado.
• Tener una adecuada iluminación en el lugar que se realiza la actividad laboral.
• Sentarse a la distancia y altura adecuadas (medio metro de la pantalla y a la altura de los ojos).
• Tomar adecuadamente el lápiz al momento de escribir para evitar tener que ladearse o acercarse en exceso al área de trabajo. 
• Realizar descansos en las horas de trabajo para enfocar la vista en otras partes. Se recomienda descansar de 5 a 10 minutos por cada hora de trabajo.
• Levantarse del escritorio o lugar de trabajo para no mantener la vista fija demasiado tiempo en un punto.
• Si utiliza aire acondicionado o calefacción en el lugar de trabajo, direccionar de modo que no llegue al rostro.
• Mantener los ojos lubricados mediante parpadeo normal o lágrimas artificiales para evitar la sequedad.
• En el caso de usar computador, mantener todo el material de trabajo tan cerca de la pantalla como sea posible para minimizar los movimientos de la cabeza, de los ojos y también los cambios de enfoque.
• Mantener el monitor brillante para reducir la frecuencia de parpadeo del computador y minimizar la fatiga.