23 JUN 2015 | NOTA DE INTERÉS

Estrategia de la Comunicación

Es preciso estudiar los diferentes canales de comunicación, su grado de efectividad, detectando los factores críticos en el interior de la empresa, determinando las prioridades y su implantación dentro de la misma.

En el interior de las empresas es óptimo que exista una estructura en las comunicaciones dentro del ámbito empresarial. El construir una red de comunicación eficaz se presenta como un factor importante para el éxito de la compañía. Se puede decir que la "gestión" es el control y valor de una deficiente estructura de comunicación empresarial.

Una realidad es que una mala conformación en la comunicación resultaría un punto débil en la empresa. Si bien el empresario puede que tenga una excelente aptitud para dirigir su empresa, al soportar las habilidades técnicas de comunicación para relacionarse con los trabajadores, su gestión no llegará a ser tan eficiente. En este aspecto la gestión técnica y de la comunicación, van profundamente relacionadas entre sí.

Un gran número de compañías no poseen una buena estrategia de comunicación, desarrollándose a lo largo del tiempo sin directivas coherentes. Una empresa con una buena estrategia define cómo se tomarán las decisiones y como comunicarlas a los trabajadores de la misma. 

Para plantear una buena estrategia se necesita una forma definida de pensar, una comprensión profunda de las relaciones humanas y de correctos procedimientos organizativos, y sobre todo, mucha habilidad. Estos requisitos son primordiales para que las empresas tengan éxito en el control de sus comunicaciones.

Se puede señalar que un canal de comunicación es un procedimiento empleado para enviar un mensaje al receptor; no es el contenido del mensaje el gran tema, sino en cómo se entrega. Para entender esta relación es efectivo el confrontar analógicamente la comunicación con el tendido del ferrocarril, en donde las vías (los canales) entre los diferentes destinos pueden estar bien trazadas, pero el servicio puede resultar ser lento e ineficaz. La solución no es poner vías nuevas, sino que mejorar las existentes de manera que todos queden satisfechos con el servicio entregado

En el interior de una empresa hay diferentes canales de comunicación, como son:

• Reuniones (formales e informales).

• Sesiones informativas (interés e impacto).

• Instrucciones o normas generales.

• Memorando y actas.

• Circular y manuales 

• Tablón de anuncios.

• Relaciones entre el personal y los cargos representativos.

Si bien no solo estos canales son los existentes en una empresa, representa los más comunes. Siendo preciso escoger el canal más apropiado en cada caso para relacionarse o comunicarse con el personal, secciones o departamentos interesados.