11 JUN 2014 | COLUMNA DE OPINIÓN

Entrar a un negocio sin conocerlo

 “Me metí en un negocio sin conocerlo, y el resultado es que fracase”, es la frase que escuche recientemente de un emprendedor que me contó su experiencia...

Por Erendira Hernández / Grandes Pymes

Resulta que esto no es una novedad oír: “me metí en un negocio sin conocerlo, y el resultado es que fracase”, ya que es una situación que sucede continuamente, es por ello que ahora te comparto algunas reflexiones al respecto y que espero te sean de utilidad.

 ¿Qué necesito saber antes de iniciar mi negocio?

 Emprender un negocio siempre implica un riesgo, de dinero, tiempo y esfuerzo, por lo que es necesario considerar siempre por anticipado, una serie de elementos antes de embarcarnos en esa aventura:

 1.- El conocimiento y experiencia en un negocio siempre es relativo, sin embargo, no podemos arriesgarnos a iniciar un negocio, sólo porque nos lo ofrecieron, porque pensamos que es un buen negocio, y sobre todo sin tener un real conocimiento del mismo, por ello un elemento fundamental es sin duda conocer lo más posible de negocio, ya que ello nos lleva a iniciar con experiencia y conocimiento.

2.-Sino conocemos del negocio, pero sabemos que es un emprendimiento con potencial, lo primero que tendríamos que hacer es conocer el mercado del negocio, esto es si es un producto o servicio demandado. Las características de los competidores y los proveedores, etc.

3—En paralelo capacitarnos en las cuestiones técnicas del negocio. Ser emprendedor implica un constante aprendizaje de diversos temas que tengan que ver con nuestro negocio, o que nos permita obtener herramienta para hacer mejoras en la operación del negocio.

4.- No quiere decir, que iniciemos siempre sabiendo todo del negocio,  pero sí en la medida de lo posible  prepararnos, y sobre todo, siempre acudir a los expertos,   por ello es muy importante que nos acerquemos o contratemos a un experto que nos ayude a involucrarnos en la operación del negocio, acompañarnos de él o ella nos puede evitar muchos dolores de cabeza.

5- Otra opción, es tal vez antes de iniciar el negocio, ir a trabajar a un negocio igual o similar, para tener una experiencia previa, eso sería de mucha utilidad.

6.- También es muy importante, que si somos emprendedores creamos en nuestro negocio, que estemos convencidos del mismo, que sea parte de nuestra pasión, ya que seguramente nos enfrentaremos a fracasos y frustraciones, y ello implica estar firmes en nuestros propósitos del negocio.

7.- Finalmente, si al iniciar cualquier negocio, contamos con un plan de negocio, esto es con una guía que nos ayude a caminar en la construcción del mismo, no necesariamente tiene que ser un gran plan, pero si contener los principales elementos de metas, proyecciones financieras, estrategia de mercado, etc.

En suma, ser emprendedor implica siempre un gran aprendizaje, un gran riesgo y por tanto, contar con el mayor número de elementos que nos ayude a iniciar con los pies en la tierra, y no sólo con nuestras ilusiones y deseos.  Los grandes empresarios de hoy, tienen en su haber un sin número de fracaso, y ello no los ha detenido, así que supongo que a ti tampoco, sin embargo, no se trata de aventarse al ruedo así nada mas, ya que el costo puede ser muy caro. 

Este artículo es una cortesía del blog Grandes Pymes del Doctor en Ciencias de la Administración Juan Carlos Valda.