21 MAY 2019 | Artículos de interés

Elige los tiempos correctos para cumplir objetivos.

Determinar las responsabilidades como una serie de objetivos facilitará su cumplimiento y te ayudará a organizar mejor los deberes.

Cuando se establecen objetivos se debe cuidar que estos sean alcanzables, medibles y escalables, además de específicos, realistas y oportunos.

¿Cómo establecer objetivos en el tiempo?

Haz una lista de objetivos. Definir lo que se desea culminar es fundamental, pues conforme a estos se creará el plan de acción.

Y de las tareas que los harán posibles. Adicional a lo anterior, se deben conocer los detalles que conforman cada hito, pues cada uno se complementará de distintas formas y exigirá labores específicas.

Jerarquizarlos según su necesidad o importancia. Con esto será posible identificar en que parte del calendario o cronograma pueden situarse para enfocar los esfuerzos.

Identifica niveles de dificultad en su cumplimiento. Conforme a ello, al igual que su orden de relevancia, se podrán ponderar los tiempos requeridos.

Y revisa constantemente la información. Evaluar constantemente lo que ya se ha planteado te ayudará a complementar o depurar la calendarización. 

Una vez que estos han sido identificados y detallados, se puede realizar una planeación:

1. Primero se recomienda especificar un día para diseñar el plan de actividades.

2. Luego integrar los objetivos a cumplir considerando la información previamente obtenida.

3. No olvides hacer una recapitulación de la manera en la que empleas el tiempo para identificar áreas de oportunidad y establecer mejoras en el proceso.

4. Finalmente, haz una revisión de los hábitos que llevas a cabo, aquellos que necesitarán incorporarse o que deberos replantear.

Recuerda que, para gestionar el tiempo de manera más adecuada, y culminar las metas en tiempo y forma, no solo debes considerar las características de los objetivos y el tiempo del que dispones, sino el resto de las responsabilidades personales y profesionales que conforman tu rutina.