22 NOV 2013 | MI NEGOCIO

El primer blog como empresario

Internet entrega muchas formas para comunicar, lo que se presenta como una verdadera oportunidad para marcar presencia.

Son muchas las horas que transcurren frente al computador o en algún otro aparato que brinda conexión virtual. Gran parte de este tiempo puede ser poco productivo: se revisan constantemente las cuentas de redes sociales, se tienen conversaciones en línea, se leen cosas de interés, se juega o, simplemente se deambula por la Web. Un consejo para todos aquellos emprendedores es que parte de este tiempo “perdido” lo inviertan en la creación de un blog, ya que es una excelente vitrina para darse a conocer tanto en el plano personal como empresarial.

Los blogs disponen de manera cronológica de textos de uno o varios autores, apareciendo primero el que fue publicado de manera más reciente. Lo interesante de esto es que cada texto, puede acoger comentarios de quienes leen, a los cuales el autor podría darles respuesta, lo que hace posible establecer un diálogo.

Toda persona puede tener un blog. Las temáticas que se desarrollan en él son de interés particular de quien lo creó. Existen de tipo personal, periodístico, empresarial o corporativo, tecnológico, educativo, etc. El usar herramientas que están disponibles y no cuentan con altos precios, es una oportunidad que los emprendedores debieran utilizar para darse a conocer.

El  blog puede ser gratuito o impulsado por un programa especial o realizado por recursos personales, en donde se debe comprar un dominio y hospedaje.

Algunos blogs empresariales poseen multi-usuarios, lo que significa que varios editores pueden estar en cualquier momento y parte del mundo usando el programa al mismo tiempo en la Web, así es posible publicar información especializada en diferentes categorías.

Es muy importante, cambiar la mentalidad y dejar de verse como un pequeño empresario que solo lee las experiencias y conocimientos de otros. El Blog entrega la opción de que el emprendedor hable como experto sobre sus vivencias obtenidas tras la creación de su negocio.