03 JUL 2014 | NOTA DE INTERÉS

El plan de negocio hace la diferencia

Si tiene en mente poner una empresa entonces primero tiene que saber cómo hacer un plan de negocio, pues de lo contrario podría fracasar en el intento.

Cortesía / Revista Gana Más

Con esta labor se va a poder definir cuánto se va a invertir y en qué, y se va a determinar si hay un mercado potencial para llevar a cabo un negocio.

“Tienen que estudiar sus costos y agregarles su margen de ganancias, que dependerá de la ambición que tengan y del mercado”, expresó Hernán Gaviria, gerente de desarrollo del Centro Emprendedor, una compañía que asesora a las personas en todo el proceso del desarrollo de su negocio.

Este especialista brindó una charla en Cofide y manifestó que al momento de desarrollar un plan de negocio no sólo se tienen que tomar en cuenta los escenarios positivos sino también los negativos, ya que muchas veces a las nuevas empresas no les va bien desde el inicio. Con este estudio el empresario demuestra que su idea de negocio es rentable y se le hará más sencillo captar inversionistas, pues no siempre se cuenta con el capital necesario para arrancar el negocio.

Gaviria Raymond dejó en claro que el manejo del entorno es el punto fundamental en todo plan de negocio, ya que ayuda a determinar el formato de la compañía y lo que la va a diferenciar de la competencia, es más, recomendó a las personas ingresar a las páginas web sobre las franquicias para aprender nuevas ideas.

“Siempre hay que ver cuáles son las variables, pues si vas a poner un restaurante tienes que saber que hay una ley que te obliga a fumigar tu establecimientos dos veces al año, ya que sino te cae una multa”, refirió.

Puntos claves

También habló sobre el marketing, pues indicó que con esta herramienta el empresario sabrá cómo va a vender su producto y a cuántas personas se llamará la atención para que se conviertan en clientes.

En el plan de negocio no se puede obviar todo lo correspondiente a la conformación del equipo de trabajo y los métodos de producción del producto o los procesos que se van a llevar a cabo si es que se trata de un servicio. “Y cuando se termina el plan se hace un resumen con lo más importante del trabajo que se ha desarrollado”, recomendó.

Un buen ejemplo

Para hacer más gráfica su explicación Hernán Gaviria empleó un ejemplo, el de una sanguchería y juguería llamada ‘Qué rico chancho’ que fue constituida con una inversión de S/. 30,000 y que está ubicada en Chorrillos.

Antes de poner en marcha el negocio se calculó el número de clientes que se pueden atender y los gustos de estos, y se tuvo que investigar a la competencia para saber qué de nuevo se puede ofrecer. “Quien no mide su competencia está muerto, mejor que no se meta al negocio”, dijo.

Los productos deben diferenciarse, en el caso de 'Qué rico chancho' se optó porque los sánguches sean enormes y con bastante carne. También se buscó la fidelidad de los clientes para tener un grupo de ‘caseritos’, sobretodo de aquellos que viven o trabajan cerca al local y que son los habituales consumidores.

“Bajar el precio de los productos es una buena alternativa si se quiere entrar a competir. Además, hay que investigar al cliente para hacer una publicidad inteligente, empleando periódicamente periódicamente el uso de descuentos, combos especiales, letreros llamativos y hasta mascotas, banderas, himnos, escudos, entre otras alternativas" añadió el especialista.

El equipo ideal

Un negocio de este tipo debe estar conformado por un gerente, asesor de marketing y una cajera experimentada, quien por ninguna razón debe atender a las personas que se encuentran en las mesas, pues esta labor es exclusiva de las meseras y los mozos.

“La gente que atiende en este tipo de locales tiene que saber, sobre todo, lo que le da a los clientes, pues se ve mal que pregunten en la cocina qué ingredientes tiene la salsa chimichurri, por ejemplo. Así también, un mozo no debe atender a más de cinco mesas, ya que de lo contrario se van a producir equivocaciones que se traducirán en pérdidas económicas para la empresa" señaló Gaviria.

Finalmente, informó que en el rubro gastronómico el crecimiento anual puede llegar hasta un 50%, siempre y cuando los restaurantes sigan todos los pasos indicados líneas arriba y eviten en lo posible los errores (Por Bruno Bartra Bazán).