26 JUN 2015 | NOTA DE INTERÉS

El pago de sus deudas, una experiencia agradable

Tener una obligación financiera puede ser una experiencia agradable o un dolor de cabeza.

Cortesía / Asobancaria 

Tener una obligación financiera puede ser una experiencia agradable o un dolor de cabeza, la clave está en la forma de asumirla.

Para lograr una buena experiencia, es fundamental que valore el propósito logrado con el dinero del crédito y establezca el plazo indicado para estar siempre al día.

Si usted es de los que se pregunta constantemente a cuántas cuotas debe diferir sus compras y el tiempo que debe establecer para cumplir con la última cuota de pago de sus créditos, esta información le parecerá oportuna y muy útil.

Aunque no existe una regla para calcular el plazo ideal, sí es importante que tenga en cuenta dos variables: sus ingresos y sus gastos mensuales fijos, para que de esta manera sepa a cabalidad la suma de dinero que está en capacidad de asumir.

La relación es: A mayor Plazo= Cuota mensual más baja, sin embargo el valor a pagar es más alto por concepto de interese.

Sugerencia:

Procure no destinar más del 25% de sus ingresos mensuales al pago de sus obligaciones financieras.

Este balance le permitirá atender el resto de sus necesidades, como por ejemplo educación, familia, viajes, entre otras, sin mayores complicaciones.

Además de lo anterior es muy importante que identifique y elija el producto de crédito que se ajusta al destino o uso que le dará al dinero.