28 OCT 2014 | NOTA DE INTERÉS

El Empowerment

Una consultora de empresas efectuó una investigación que dio como conclusión que los negocios han cambiado con tanta rapidez que un gerente ya no puede pensar en todo por sí solo.

Al ser un término que no todos manejan, comenzaremos explicando más sobre qué se trata el empowerment: este término fue creado para explicar el proceso de dar a los empleados autoridad en todo lo que hacen y cuando lo hacen. Se deriva de la idea de los "equipos auto-gerenciados". Apuntando a la potenciación o empoderamiento que apunta al hecho de poder y autoridad de los subordinados y así otorgar la sensación de que cada trabajador es dueño de su propio trabajo. 

De manera ejemplificadora, trata de que todos los trabajadores que componen una empresa, independiente del puesto en el que trabajan sientan que ellos tienen una real influencia sobre los estándares de calidad, servicio, y eficacia del negocio en lo que respecta a sus diferentes planos de responsabilidad.

Fue así como una consultora realizó una investigación que determinó que el mundo de los negocios había mutado en diferentes aspectos y  con gran rapidez, por ejemplo, se comprendió que muchos problemas que las empresas viven no son por responsabilidad  de los empleados, sino, de los altos mandos que no realizaban cosas para que los empleados se sintieran como dueños del negocio.

A la vez se concluyó que facultar no es darle poder a las personas, ya que poseen suficiente poder por sus conocimientos, se debe facultar para que los empleados liberen ese poder.


Facultar es un tema que debe iniciarse desde arriba y es impulsado por valores:.  

1. Dirigida hacia los clientes: Toda empresa poco sensible a los deseos y necesidades de los clientes, es considerada de segunda clase y consignada a desaparecer del mundo de los negocios.

2. Eficiente en relación a sus costes: Los acrecentamientos de los valores en conjunto con terribles batallas de precios, han llevado  a que muchas compañías recorten sus márgenes a una fracción de lo que había sido antes y tener que hacer más con mucho menos para poder sobrevivir.

3. Rápida y flexible: En lo que demoran en subir y bajar las decisiones por las jerarquías, el cliente se aburre y se va. A los clientes no les interesa quien sea el gerente, solo les importan que le resuelvan el problema, y cuando sea en un menor tiempo será mejor.