18 JUL 2013 | NOTA DE INTERÉS

El coaching laboral

Un coach, permite a las personas esclarecer sus metas, ya sea en temas personales o laborales.

De manera recurrente en la vida laboral y personal las personas afrontan desafíos o situaciones difíciles de enfrentar. En este escenario no todos salen triunfantes, ya que la gran mayoría no es capaz de dominar sus actos o emociones como se debiese, debido a esta situación, un empujón motivacional entregado por un coach (entrenador) puede ser la solución más efectiva.

El coaching (entrenamiento) estaba ligado directamente con el mundo deportivo, pero con el paso del tiempo se fue empleando en los distintos aspectos de la vida, trabajando incluso a nivel interno de las personas.

Para hacer posible el entrenamiento se debe contar con un coach, quien entrega las herramientas necesarias para el desarrollo de las habilidades de cada persona, logrando alcanzar en cada uno su máximo potencial en los temas que le sean de interés. En este proceso se debe crear la instancia de confianza y respeto mutuo, donde ambos (coach y asistente) están juntos en el logro del objetivo deseado.

En el mundo laboral se está recurriendo mucho a los coaching empresariales, los que consisten en entrenamientos que apuntan a la formación de habilidades concretas como saber manejar a un equipo, enfrentar nuevos desafíos, lograr el desarrollo personal a través de la comunicación, autoconfianza, reducción de estrés y control de emociones, entre otros.

Los que recurren a este entrenamiento pueden alcanzar lo mejor de sí mismo. Es una especie de apoyo parecido al aprendizaje de caminar, donde al bebé se le enseñan cómo hacerlo y a no temer, para después emprender solo el camino.

Debido a la gran efectividad que tiene el coaching es que se está considerando como un apoyo en las prácticas de RR.HH en las empresas, ya que es un real aporte al desarrollo profesional e institucional.

Es así como el coaching empresarial es considerado uno de los instrumentos de desarrollo más positivos con los que hoy en día puede contar una compañía en función a que sus trabajadores y directivos logren sus propósitos y objetivos.