27 MAY 2015 | ARTÍCULO

El ahorro según su necesidad

Una vez ha tomada la decisión de dar un paso más allá y empezar a ahorrar, generalmente la pregunta que se hace es ¿cómo lograrlo?

 

Cortesía / ASOBANCARIA

1. Disponibilidad de efectivo.

Las cuentas de ahorro que ofrecen las entidades financieras formales son un método ideal para ahorrar cuando se quiere tener disponibilidad inmediata de su dinero. En las cuentas de ahorro, el dinero depositado se podrá retirar de forma total o parcial cuando lo desee, por medio de talonario o tarjeta débito.

Las cuentas de ahorro se encuentran amparadas por la protección del seguro de depósitos de Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafin) que garantiza la devolución de hasta 20 millones de pesos a los clientes en caso de que la entidad se quiebre.

2. Rentabilidad.

Si desea obtener una rentabilidad mayor por sus ahorros, lo ideal es adquirir un Certificado de Depósito a Término, CDT, en donde usted y su entidad financiera acuerdan cual será el plazo para el retiro del dinero recaudado (mínimo 30 días).

El CDT además de ser una forma segura de ahorrar y programar su futuro, permite que el cobro del impuesto del 4 x 1.000 sea asumido por el banco.

También le ofrece la posibilidad de utilizarlo como garantía para un crédito, le da la opción de que tenga una inmediata liquidez si lo vende en el mercado de valores y al igual que las cuentas de ahorro, se encuentra amparado por la protección del seguro de depósitos de Fondo de Garantías de Instituciones Financieras (Fogafin) que garantiza la devolución de hasta 20 millones de pesos a los clientes en caso de que la entidad se quiebre.

3. Si su intención es guardar un monto determinado de su sueldo, sin que éste cause un gran impacto en su desprendible de nómina, existen varias opciones:- Fondo de empleados:

Éste además de permitirle ahorrar, le brinda entre otros beneficios el acceso a un crédito flexible y directo (educación para usted y su familia, compra o mejora de vivienda, financiamiento para la adquisición de bienes de consumo y actividades micro empresariales que incrementen el patrimonio de su núcleo familiar); protección social (pagos de servicios de salud, previsión, seguridad social, funerarios y calamidad doméstica); y previsión social integral (recreación, capacitación, seguros y programas de bienestar para el asociado).

- Las carteras colectivas le brindan otra alternativa de ahorro, ya que a través de estos productos se reúne dinero de diversas personas, con el fin de que sean administrados por sociedades comisionistas de bolsa, sociedades fiduciarias o sociedades administradoras de inversión, y se realicen inversiones, para obtener una rentabilidad o ganancia que se distribuye entre las mismas que participan en este tipo de cartera o fondo.

- Cuenta de ahorro programado: Éste método como su nombre lo indica, quiere decir que de acuerdo a su capacidad de ahorro, usted establece los montos con la entidad financiera y el tiempo que durará ese depósito en el banco. Ésta cuenta puede ser usada para lograr la cuota inicial de una vivienda de interés social, algunas entidades financieras le ofrecen la posibilidad de usar ese ahorro para otro tipo de metas como vacaciones, comprar vehículo, entre otros.

- Las pensiones voluntarias consisten en que el trabajador – al igual que los métodos anteriores – elija cuánto quiere invertir y con qué periodicidad efectúa sus aportes. Éstas se descuentan por nómina y usted puede disponer en cualquier momento del capital depositado en la cuenta y destinarlo para lo que desee.

Para abrir una cuenta de éstas, el interesado debe diligenciar un formulario, presentar los documentos requeridos (copia de la cédula y certificado de la procedencia lícita de los recursos) y depositar la primera cuota. Los aportes se pueden hacer a través de una consignación, transacciones electrónicas o por descuento de nómina.

Recuerde que uno de los pilares para tener un futuro prometedor, es el de implementar una disciplina de ahorro acorde con sus capacidades financieras.