03 APR 2013 | MI NEGOCIO

El ahorro en la Pyme

Las Pymes tienen la característica de no contar con grandes sumas de dinero, por eso ahorrar se ve como algo difícil, pero no imposible.

Ser precavido, ordenado, austero son características positivas cuando se habla de negocios, ya que el despilfarro monetario y no prever un ahorro puede ser perjudicial porque ninguna Pyme está libre de sufrir, el día de mañana, una crisis económica donde se requiera contar con dinero extra.

La realidad es que un gran número de emprendedores comienzan su negocio gracias a un préstamo, situación hace algo difícil el despegue inmediato. Por eso es importante ajustarse económicamente, lo más posible por un periodo, y no realizar gastos innecesarios. Planificarse bien y proyectar los ingresos y egresos desde el día cero es un ejercicio que siempre se debe realizar, esto ayuda en muchos factores como, por ejemplo: saber en qué mes entró un dinero extra, el cual podría ser destinado de inmediato como un ahorro.

Muchas personas nunca han adquirido la capacidad de ahorrar. Ellos son los que no saben por qué les falta siempre dinero. No relacionan que cada pequeño gasto a fin de mes de convierte en una suma no menor.

Una de las mejores medidas de ahorro, es eliminar los gastos superfluos. Estos siempre existen y  solo hay que poner más atención, como por ejemplo: el celular. Contar con un plan con minutos limitados es una excelente medida de ahorro, así se tiene un gasto fijo mensual.

Es recomendable imprimir sólo aquellos documentos que sean necesarios, también es muy útil comprar cartuchos reciclados, digitalizar todo lo que se pueda y usar al favor de la Pyme la gratuidad que entregan muchos servicios online.

Recordar que ahorrar no es sinónimo de ser tacaño, es ser visionario, saber invertir y no despilfarrar en cosas poco fundaméntales, es más que nada; ser eficiente.

Consejos para ahorrar:

• Reciclar lo que se pueda

• No gastar extra en electricidad u otros insumos: no dejar encendidas computadoras, luces, maquinaria no necesaria

• Reciclar equipos: muchas cosas de segunda mano pueden ser tan útiles como las de primera

• Aprender a negociar los precios y buscar más de una opción al momento de comprar

• Que el endeudarse sea sinónimo de inversión

• Elaborar y guiarse por un sistema presupuestario es lo mejor

• Usar más correo electrónico y menos correo postal, menos comidas de empresa, hacer reuniones con video conferencias, etc.

• Contratar personal polivalente