27 JAN 2015 | NOTA DE INTERÉS

Destacar por la expresiòn oral

Saber expresarse de manera oral hace destacar en el ámbito laboral.

En primera instancia  cuando se postula a un trabajo se debe destacar en la redacción y ortografía de un currículo vitae, pero esa no es la única etapa importante y trascendental para ser elegido para un cargo de trabajo, ya que después corresponde la segunda fase, que viene siendo la entrevista personal.  En este momento es crucial sobresalir por la expresión verbal, ya que esta puede deslumbrar de manera positiva al entrevistador, determinando que es la persona idónea para obtener el empleo en cuestión.

Si bien “todas” sabemos hablar, en su mayoría son muy pocos lo que realizan este acto de manera apropiada: falta de vocabulario, cortar palabras, mala modulación, redundancia, extrema rapidez o lentitud, son algunas de los tantos males que residen en las personas.

En el instante de obtener un trabajo, saber comunicarse de manera oral es importante para ser entendido. Si hacemos el ejercicio de tomar  atención a nuestro alrededor un mínimo de personas destacan por manejar bien el lenguaje en sus diversas dimensiones, por eso, el hacerlo puede llevar a un rápido ascenso en tareas que hablar sea importante en las funciones diarias.

Factores de una buena conducta oral:

* El  tipo de mensaje tiene que estar estructurado.
* Lo que se desea comunicar debe ser claro y conciso, sin ambigüedades.
* Decir aquello de lo que se posee información y conocimientos.
* Elegir el momento oportuno para la comunicación.
* Poseer un amplio vocabulario.
* Adaptar el mensaje al contexto.

Comunicación no verbal

* El tono.
* El volumen.
* La rapidez al hablar.
* La pronunciación.
* Los silencios.
* Ritmo y fluidez (muletillas, sonidos, prolongaciones, pausas largas...)

En definitiva, la buena utilización del lenguaje oral abre puertas en distintos aspectos de la vida, por eso, es bueno analizar la manera personal de como uno se expresa e ir mejorando aquellos puntos que juegan en contra.