11 OCT 2013 | NOTA DE INTERÉS

Cuando la solución es emprender

El emprendimiento crece de manera significativa cuando llega la crisis.

La mayoría de los países se han visto afectados, alguna vez, a un periodo de crisis económica que los llevó a enfrentar grandes tasas de desempleo, desorden e incertidumbre laboral. Cuando se presenta éste escenario, se vuelve una situación común ver a personas en busca de otras opciones, las cuales les permitan resurgir y así poder sobrevivir al critico periodo.

La necesidad de apostar por algo que entregue un sustento real, hace que muchos se las ingenien y creen emprendimientos, lo que es muy positivo en términos personales y sociales, ya que esto ayuda a reactivar la economía de los países, genera empleos y hace que circule el capital.

Estudios indican que gran parte de la fuerza emprendedora cuando surge en los momentos de crisis proviene de las mujeres e inmigrantes, quienes se ven en la obligación de salir de alguna manera de los problemas económicos.

Si bien emprender no es algo fácil, si se hace de manera responsable y ordenada puede traer buenos resultados en un periodo próximo. Es importante, siempre, estudiar qué es lo que se desea, desarrollar la idea y ver los distintos escenarios, para así no terminar en una crisis mayor.

En la actualidad, son muchos los países que se están enfrentando a problemas económicos y es ahí donde el ingenio comienza a salir a flote, desarrollar la pro-actividad es una excelente opción que se debe llevar a cabo, ya que quedarse congelado esperando que la situación cambie puede ser muy perjudicial. Olvidar el miedo y enfrentar el emprendimiento como una opción es el primer paso.

Fomentar un espíritu emprendedor y montar un negocio es una alternativa para combatir un mal periodo que afecta a nivel país y amenaza con convertirse en un problema para la economía familiar. Cuando conseguir un empleo resulta algo imposible por más esfuerzos se realicen, arriesgarse con un emprendimiento es una excelente alternativa.