14 OCT 2014 | NOTA DE INTERÉS

Cualidades de una mujer líder

El rol hoy de las mujeres es protagónico dentro de las diferentes instituciones.

Es cada día más común ver a mujeres líderes en diferentes contextos de la vida. Tener una presidenta de la república se presenta como algo natural, cosa que hace unos años era prácticamente impensado. Es así como cada día es más común enfrentarse a verdaderas líderes que cumplen un rol que denota un gran poder e influencia para alcanzar con calidad, eficiencia y motivación las metas que se le establezcan.

Las mujeres que se caracterizan por tener éxito asumen que han sabido aprovechar cada oportunidad que se les presenta en la vida, convirtiendo sus miedos y dudas en combustibles para su ascenso en vez de hacer que sean verdadera rocas en sus bolsillos. 

Algunas de las características que destacan en una mujer líder son:

Poder de negociar: Es una característica que tienen y ejecuta la capacidad, habilidad, conocimientos y cualidad en el arte de conseguir lo que se desea. Es el saber “ganar” en las negociaciones. Para esto hay que manejar muy bien la comunicación, la credibilidad y el encanto necesario para agradar a la persona con que se desea cerrar un trato. 

Gestoras: Aquellas mujeres líderes están en constante búsqueda de conseguir objetivos, van en busca de ellos, saben hacer un real seguimiento a la información y estrategias del equipo de trabajo que las rodea o de algún grupo social interno/externo para estar al margen de lo que sucede dentro y fuera de la compañía para así conseguir los objetivos.

Desplante: Una mujer líder se caracteriza por desenvolverse con facilidad en los distintos escenarios que se le presenten, sabe relacionarse y transmitir un mensaje de manera transversal, llegando a ser escuchada y comprendida.

Saber escuchar: Una buena líder no es solo quien dirige y habla, sino que también es aquella persona que sabe escuchar y tener feeling con el entorno, la empatía es una de sus características.

Creatividad e innovación: La mujer líder posee estas habilidades y técnicas en nivel personal, empresarial y grupal (de su talento del equipo de trabajo) que le permite una mayor proyección al futuro, mejor posicionamiento en el mercado, distinción y calidad.

Actitud: Todas aquellas mujeres líderes deben contar con una gran actitud, (optimismo) ser personas enérgicas que logran traspasar el entusiasmo a terceros y por sobre todo trasmitir su calidad humana.