05 JUN 2015 | NOTA DE INTERÉS

Consejos para aprender idiomas

El saber idiomas abre muchas puertas tanto en términos personales como profesionales.

Para algunas personas aprender un idioma resulta más fácil que para otras, siendo siempre posible el aprendizaje si se hace de manera constante y seria. En términos laborales se presenta como una excelente opción para hacer más valioso un currículo vitae.

A continuación se entregan una serie de consejos para poder aprender un nuevo idioma:

-Tener claridad de por qué se está aprendiendo en nuevo idioma, si bien parece lógico si no se posee una buena razón para aprender otro idioma, es muy probable que, a la larga, se acabe la motivación, hay que comenzar y desarrollar el objetivo de manera responsable y comprometida.

-Después de generar el compromiso personal, es fundamenta llevar a la práctica lo aprendido en todo momento durante el día. Conforme la semana avanza, se debe comenzar a pensar en ese idioma, escribir e incluso hablarse a sí mismo en ese idioma.    

-Ocupar diferentes herramientas, es importante comenzar a escribir en el idioma, por ejemplo, breves email, pensar en voz alta, escuchar música u oyendo la radio. Rodearse de gente que hable el idioma es la mejor forma de incorporarlo.

-Aprender de a dos, una buena forma de aprender rápido un idioma es hacerlo junto a alguien, se pueden apoyar y motivar el uno al otro.

-Disfrutar el idioma, es una clave fundamental para aprender, porque si no se experimenta agrado por lo que se hace resultará difícil incorporarlo. Es bueno idear  alguna manera divertida de practicar el nuevo idioma.

-Dejar atrás el miedo a equivocarse, permitirse cometer errores y no avergonzarse de estos, intentar una y mil veces.

-Abandonar la zona de confort, buscar situaciones potencialmente embarazosas, que acaben de manera absoluta con el miedo, por ejemplo, hablarles a extranjeros en su idioma, pregunta direcciones, pedirles un favor. Mientras más veces se haga, mayor será tu zona de confort y mayor será la facilidad con la que te enfrentarás a nuevas situaciones.

-Escuchar, hay que aprender a caminar antes de aprender a correr. En el mismo sentido, hay que aprender a escuchar antes de aprender a hablar. Cualquier idioma suena raro la primera vez que se escucha, pero cuanto más se escuche más familiar se vuelve y más fácil te será hablarlo.