10 MAR 2015 | ARTÍCULO

¿Cómo se calcula el salario mínimo?

Al finalizar el año, siempre se reabre la discusión sobre el incremento del salario mínimo. Una decisión que está a cargo de tres agentes responsables y que es crucial para la planeación de sus finanzas.

Cortesía / Asobancaria

El ajuste anual al salario mínimo que se da en torno a un acuerdo entre los líderes de sindicatos de trabajadores, representantes de los gremios de la producción y el Gobierno, es una decisión crucial para las finanzas de todos los colombianos, pues este incremento además de influir en el reajuste de la planeación financiera del año que entra, tiene mucho que ver en el incremento de los precios de los productos y servicios.

Es decir, en la medida en que el salario suba, el valor de los productos de la canasta familiar, por ejemplo, subirán de manera proporcional a lo que se acuerde.

Haciendo cuentas…El objetivo de fijar un incremento en el salario mínimo es el de contrarrestar el poder de las empresas sobre el salario y garantizar las necesidades básicas de los empleados y de sus familias (alimentación, educación salud, vivienda, vestido y recreación).

Según la Ley 278 de 1996, la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales, debe fijar el salario mínimo legal teniendo en cuenta:

1. Índice de Precios al Consumidor (indicador que representa el valor del costo de vida).

2. Meta de inflación fijada por el Banco de la República para el siguiente año.

3. Incremento del Producto Interno Bruto (valor de la actividad económica de un país).

4. La contribución de los salarios al ingreso nacional.

5. La productividad de la economía.

Así mismo el Artículo 146 del Código Sustantivo del Trabajo establece que para esta fijación se deben tener en cuenta las modalidades de trabajo, la capacidad económica de las empresas y las condiciones de cada región o actividad económica. Sin embargo, se podría decir que la variable determinante en esta discusión es la inflación, pues es ésta la que determina el poder adquisitivo de los consumidores, los costos productivos de los empresarios y el gasto fiscal del Gobierno.  

La dinámica en tiempos funciona así: En teoría, la Comisión debería tener tomada la decisión el 15 de diciembre. En caso de no llegar a un consenso, las partes que están en contra del valor planteado, tienen 48 horas para argumentar su posición, y volverse a reunir con la otra parte para tomar una decisión antes del 30 de diciembre.

Pero si finalmente no se ponen de acuerdo, es el Gobierno en el encargado de ajustar el salario por decreto, teniendo en cuenta los factores mencionados.

Por último, tenga en cuenta que en todo aspecto, el valor que se determine para el salario será fundamental en su costo de vida y poder adquisitivo, y que el ajuste salarial no es igual al incremento de precios generales de la economía, lo que quiere decir que el valor de muchos productos que aumentan a principio de año no serán significativos por el porcentaje de inflación en el que cerró el año.