20 NOV 2013 | COLUMNA DE OPINIÓN

Cómo mejorar tu comunicación

La buena comunicación es indispensable en las relaciones humanas y sin embargo es la gran asignatura pendiente. 

Por  Ana Zabaleta / Grandes Pymes

La mayoría de los  problemas entre las personas se originan a causa de los malos  entendidos y la falta de comunicación, que por otro lado tampoco hacemos por mejorar.

Si para las relaciones humanas es tan necesario, imagínate en los  negocios. En una comunicación correcta está la diferencia entre  cerrar un negocio y no cerrarlo.

Siempre queremos que los demás adivinen nuestros deseos y los  tachamos de tontos si no lo hacen o si hacen demasiadas preguntas.  Cambia estos paradigmas y aprende en este artículo unos tips para  mejorar tu comunicación y por consiguiente tu relación con los  demás.

Tienes dos orejas para escuchar y una boca para hablar, esto es para  que escuches el doble de lo que hablas.

Si escuchas sabrás lo que espera la otra persona y así podrás ofrecerle una solución en base a sus necesidades o bien dar una  explicación que le satisfaga ya que has escuchado sus inquietudes reales y no las que tú crees que tiene la misma. 

Oigo a muchas empresarias que me dicen que tienen problemas para  vender porque no logran convencer a sus clientes. No intentes  convencerlos, escucha sus necesidades para ofrecerles una solución  con tu producto. 

Acostúmbrate a llevar un blog de notas 

A mí me gusta llevar un blog de notas para todo. Es muy útil, apunto cualquier idea que se me ocurre o cualquier cosa que debo recordar. Para las negociaciones y para favorecer una buena comunicación, aunque no lo creas es una gran herramienta. 

Cuando las personas discutimos  no escuchamos, creo que es importante llevar un cuaderno para anotar lo que va diciendo la otra persona y así poder escucharla hasta el final. 

Una vez haya terminado la otra persona su exposición, con la libreta en mano podrás ir replanteando todos los puntos que se han hablado, sin  necesidad de haberla interrumpido previamente. 

Imagínate el gran valor de esta herramienta en una reunión de negocios, ya que no se quedará ningún punto en el tintero y además habrás escuchado todo lo que los demás tienen que decir sin interferencias. 

Confirma que has entendido  

Antes de dar nada por sentado, pregunta para confirmar que has entendido y que te han entendido. 

Como dije en la introducción del artículo está mal visto eso de  preguntar, ya que en muchos grupos es entendido como escasa  inteligencia. Pero como dicen en mi tierra más vale una vez colorada  que cien amarilla. 

Cuando preguntas y replanteas  lo que has escuchado permites que la  otra persona además de sentirse escuchada, pueda confirmar que has  entendido o sacarte de tu error. 

Un pequeño error en un planteamiento por dar algunas cosas por sentado puede causar enormes problemas, como un trabajo que hay que repetir desde el principio entre otros. 

Asertividad 

A veces nos enfadamos porque las personas no responden a nuestras expectativas, y lo peor de todo es que encima pretendemos que las adivinen. Todas las personas somos diferentes, lo que para una persona es importante para otra puede no serlo. 

Si tienes unas esperanzas puestas en alguien, transmíteselo, de manera clara sincera y pidiéndolo por favor. Estate abierta a posibles negociaciones. 

Puedes no hacerlo y seguir pensando que los demás deben adivinarte, pero luego asume que puedes encontrarte con sorpresas desagradables ucho más a menudo de lo que quisieras. 

Sigue estas estrategias y mejora tu comunicación. Verás como mejoras  tu relación con los demás y va a ser una de las cosas que influya  positivamente con más fuerza en tus negocios, tanto si eres cliente  como empresaria. 

Estas estrategias son las que yo aplico para mejorar mi comunicación.  Consíguelo tú también, porque si no haces un cambio ahora, tendrás los  mismos resultados que estás obteniendo. 

 

Este artículo es una cortesía del blog Grandes Pymes del Doctor en Ciencias de la Administración, Juan Carlos Valda.