11 JAN 2018 | Artículo de interés

Cómo incorporar a tus hijos en tu negocio familiar.

Crear un negocio es un gran paso, hacer que siga funcionando, aun más. Pero heredarlo y hacer que perdure el legado es un gran reto que se debe planear con cuidado.

Muchos negocios fueron ideados para el sostén familiar, y se espera que los hijos reciban la batuta de la empresa. Todos sabemos que esto puede llevarnos a resultados no muy buenos, pero todo tiene su lado amable si pones atención a los detalles que van surgiendo. Es así, como te damos los mejores consejos para hacer que tus hijos lleven tu negocio:

1. Que ser el Director del negocio no sea su primer empleo:
Conocer tu empresa implica desde el trabajo de limpiar hasta administrarla y cerrar negocios con otras empresas o proveedores. Por esto, es necesario empezar desde adentro y desde jóvenes. Esto es tan sencillo como llevar la cuenta de productos de limpieza, hasta ser auxiliar administrativo. Todo es válido, pero que no se sienta como premio.

2. Entender las diferencias generacionales:
Esto no sólo abarca a tus hijos, sino a todas las generaciones jóvenes que trabajan en tu negocio. Inspíralos a trabajar desde lo más bajo para poder aprender nuevos procesos y herramientas.

3. Que su pago sea justo:
En muchas empresas suele suceder que los hijos o familiares reciben los mejores salarios, esto es mal visto por los demás empleados que ingresaron por sus propios méritos. Haz que tu hijo crezca por su buen trabajo y haz que se sienta un igual al frente de los demás empleados.

4. No seas el jefe directo de tus hijos:
Tanto por ética como su propio profesionalismo, tu hijo jamás debe reportarse frente a ti, ni a puertas cerradas, sobre su trabajo. Esto, porque puedes tener un historial de reprimendas o bien ser muy permisivo y es mejor que alguien que no sea de la familia lo supervise, llame la atención o felicite según su trabajo. Así también se notará que es alguien más, dentro de la retícula de empleados.

5. Las mejores transiciones llevan grandes procesos:
Así como quieres que tu empresa pase a buenas manos, cerciórate que tu hijo cumpla lo siguiente:
• Tener una excelente educación
• Mientras estudie, es necesario que lo sumes en alguna actividad mínima de tu empresa
• Déjalo ser él mismo en la empresa y que aprenda de sus errores, él puede convertirse en un gran maestro para ti.

Al final, el hecho de que tus hijos hereden tu negocio es lo mejor que puede pasarles, ya que está en ti (y también en él) que le traspases el mando de una empresa que siga encaminada a un mejor futuro. 
La razón de haber creado una empresa es para tu libertad financiera y la de tu familia y que a su vez sea una fuente de empleos para más personas. Agradecerás mucho haber entrenado a tu hijo para ello.

 

Comentar