10 JAN 2017 | Artículo de interés

Cómo hacer un análisis del flujo de caja de un negocio

Para hacer un análisis adecuado debemos iniciar un proceso que inicia con identificar todos los puntos de ingreso del dinero, sean estos ventas de productos o servicios, préstamos y/o ventas de activos, en fin, todo lo que genera un ingreso hacia las cuentas de la empresa.

Para un negocio, el flujo de caja es el rey. Simple, pero puede complicarse más de lo que crees. Para iniciar, expandir o mejorar las operaciones de cualquier negocio, el flujo es necesario y un análisis inadecuado puede llevar a que la disponibilidad se vea limitada y por ende afecte las operaciones diarias o planes de expansión de manera inmediata. Además, la disponibilidad de dinero puede afectar de manera positiva la habilidad de un negocio para acceder a créditos y otros servicios financieros.

 

Para hacer un análisis adecuado debemos iniciar un proceso que inicia con identificar todos los puntos de ingreso del dinero, sean estos ventas de productos o servicios, préstamos y/o ventas de activos, en fin, todo lo que genera un ingreso hacia las cuentas de la empresa. Luego debemos identificar las salidas de estos ingresos que pueden ser gastos de operación, salarios, compras, préstamos adquiridos y otras obligaciones con las que debemos cumplir para mantener el negocio operando. Al realizar este estudio y posterior balance, sabremos con cuántos ingresos debemos contar para cubrir las necesidades del funcionamiento del negocio y luego con cuánto contamos para inversiones adicionales.

 

Después viene el cálculo de utilidades. Como primer y más importante punto debemos saber que el flujo de caja no es lo mismo que las utilidades, ya que primero debemos cubrir los costos de los que hablamos anteriormente, separar los rubros que deseamos invertir y luego el restante es la utilidad con la disponemos. Esto nos ayudará a hacer una proyección de utilidades cada mes, trimestre, semestre o año y saber la verdadera rentabilidad de nuestro negocio en corto o largo plazo. A este balance debemos agregar la compra o adquisición de nueva maquinaria o equipo y su natural depreciación.

 

Así ya podemos pasar a la otra fase, el análisis del flujo de caja, que recomendamos sea separado en tres partes:

 

- Actividades operativas: Esta sección debe contener todos los ingresos y gastos del negocio, todas las fuentes de ingresos y egresos o pérdidas potenciales, para poder determinar una figura de flujo de caja neto.

 

- Actividades de inversión: Aquí colocamos todo lo que sea de largo plazo como compra de propiedades, acciones en otras empresas, maquinaria, equipo y cualquier otro activo que generará utilidades y costos a largo plazo. Por ejemplo, si una panadería adquiere un nuevo horno esto debe reflejarse como un gasto y la venta de otro equipo que no sea necesario es un ingreso.

 

- Actividades financieras: Esto debe cubrir las actividades como los préstamos. Un préstamo es un ingreso al ser recibido y los pagos posteriores de amortización del préstamo son gastos.

 

Realizar un análisis de flujo de caja es muy importante para evitar confusiones o sorpresas que puedan afectar o ayudar el crecimiento de tu negocio, tener el control de tus finanzas es lo que te ayudará a ser cada vez más productivo.

 

Fuente: US Small Business Administration

https://www.sba.gov/starting-business/business-financials/developing-cash-flow-analysis