22 FEB 2018 | Artículo de interés

Cómo crear un Plan de Negocio ideal.

Desarrollar un Plan de Negocio es un aspecto fundamental para toda empresa. Si eres emprendedor o deseas potenciar las capacidades de tu proyecto, éste es para ti.

Para empezar, un Plan de Negocio es la descripción del futuro previsto para una compañía, sus preocupaciones, inquietudes, aportaciones a la industria, gastos, porcentajes de ganancias y estrategias comerciales. 

Consideraciones previas:
Antes de iniciar la descripción de tu plan, debes tomar en cuenta una serie de puntos que determinarán su vigencia e impacto. Por ejemplo: ¿Por qué es importante para ti y tu empresa que desarrolles tal documento? ¿Cuándo debes llevarlo a cabo? ¿Qué información posees de tu negocio? y ¿Cuál debes investigar para incluir en el mismo? así como los objetivos y metas del documento, y lo que deseas lograr con él.
Este plan es una especie de mapa analítico y guía de exploración de la compañía. Puede ser que estés buscando inversores, creando la identidad del proyecto o desees encontrar una nueva estrategia de marketing.
Es de vital importancia investigar a fondo todo aquello relacionado con la empresa, la industria y las tendencias o cambios por venir que puedan afectarte de modo positivo y negativo.
Expresar de manera concisa el plan, así como demostrar que tu empresa, clientes e industria te apasionan, hará que su redacción sea más sencilla y que pueda llegar a más personas (ya sean colegas, competidores, inversores o clientes).

Qué debe incluir:
Un documento de este tipo debe contener varios documentos estratégicos, tales como resúmenes ejecutivos, análisis de mercado, estrategias comerciales, descripción de tus productos y servicios, proyecciones financieras respaldadas con gráficos u hojas de balances, expedientes, contratos de relevancia y finalmente, un apartado especial en el que se incluyan imágenes de apoyo (en casos específicos, como mockups o planos de rediseño si buscas inversión).

Cómo ponerlo en papel:
Como mencionamos antes, un Plan de Negocio debe mantenerse lo más sencillo posible. Evita términos especializados o de difícil comprensión, complementar cada idea con una breve descripción, usa gráficos o tablas para facilitar la lectura, incluye fuentes que respalden toda información y datos duros. Sobre todo, haz uso de una estructura de redacción atractiva; máximo dos tipos de fuentes convencionales en el procesador de texto, un buen interlineado, uso de incisos en lugar de grandes párrafos, entre otros.