14 JAN 2015 | NOTA DE INTERÉS

Capacitar da frutos

Actualmente, la capacitación de los recursos humanos es la respuesta a las necesidades que tienen las empresas, instituciones u organismos, de contar con un personal más calificado y productivo.

Lo primero que debemos tener claro, la capacitación consiste en la adquisición de conocimientos técnicos, teóricos y prácticos que van a contribuir al desarrollo del individuos en el desempeño de una actividad, lo que se diferencia del entrenamiento, que consiste en la preparación que se sigue para desempeñar una función, y del adiestramiento que corresponde al estímulo que se entrega al trabajador para incrementar sus conocimientos, destreza y habilidades.

Para evitar caer en un proceso de obsolescencia, es que las empresas se preocupan de capacitar sus trabajadores, ya que esto ayuda a actualizar sus conocimientos con las nuevas técnicas , tendencias y métodos de trabajo que garantizan eficiencia.

Para toda empresa, organización e institución, la capacitación de los recursos humanos debe ser un proceso fundamental para su funcionamiento, ya que aporta al desarrollo personal y profesional de los trabajadores, lo que a sus ves se traduce en beneficios para la empresa.

Beneficios de la Capacitación

Sin duda, la capacitación se traduce en una de las mejores inversiones que una empresa puede realizar, transformándose en una fuente de bienestar para el personal y la organización.

En el caso de las organizaciones, la capacitación presenta los siguientes beneficios: Lleva a una rentabilidad más alta y a actitudes, Mejora el conocimiento del puesto de trabajo a todos los niveles, Crea una imagen mejora y más positiva del puesto de trabajo y del empleador Aporta el mejoramiento de la relación jefes-subordinados, Promueve la comunicación a nivel organizacional,  Reduce y evita la tensión, ayudando y permitiendo un mejor manejo de áreas conflictivas, Agiliza la toma de decisiones y solución de problemas, Promueve el desarrollo laboral con vistas a la promoción y ascensos, y finalmente contribuye al descubrimiento y formación de líderes y dirigentes.

Por su parte, al ser considerados en procesos de capacitación, los beneficios se traducen en que: Ayuda y permite al trabajador tomar decisiones y buscar soluciones a problemas, Aumenta los niveles de confianza, asertividad y el desarrollo personal orientado al crecimiento laboral, Contribuye positivamente en el manejo de conflictos y tensiones, Aumenta el nivel de satisfacción con el puesto, Ayuda a forjar líderes y mejora las aptitudes comunicativas, Permite y favorece el logro de metas individuales, Desarrolla un sentido de progreso en múltiples campos y ayuda a eliminar temores a la incompetencia o la ignorancia individual.