15 MAY 2015 | NOTA DE INTERÉS

Capacidad emprendedora de los alumnos

"El primero de la clase normalmente nunca será un gran empresario".

Cortesía/ Revista Gana Más

Karen Weinberger, directora de Emprende UP de la Universidad del Pacífico, dijo que por lo general, quienes son docentes reconocen que el primero de la clase nunca será un gran empresario debido a que no le gusta asumir riesgos, mientras que el empresario vive asumiéndolos.

“El primero de la clase nunca será un gran empresario, porque no se arriesga ni siquiera a no estudiar antes de un control. En cambio el último de la clase vive arriesgándose todos los días, a que llegue tarde, a que lo boten de la clase, a que su papá lo castigue, vive calculando sus riesgos. Ese es el chico que sabe cuánto le falta para aprobar y al final termina pasando el curso aunque el profesor hubiera querido jalarlo”, dijo Karen en el marco del evento ¿Cómo fortalecer la capacidad emprendedora de los alumnos? organizado por esta casa de estudios.

Agregó que es necesario que los jóvenes tanto de colegios como de universidades, entiendan que no es lo mismo hablar de emprendedor que hablar de empresario por más chiquito que sea, ya que el empresario es alguien formal, que paga sus impuestos, planillas, obligaciones, etc, mientras que los emprendedores muchas veces son informales, por lo tanto, el país también debe pasar de ser un Perú de emprendedores a un Perú de empresarios competitivos. “Creo que la gran lucha que tenemos como país es que hay muchísimos emprendedores informales y desde las universidades y las instituciones educativas tenemos que lograr que los jóvenes entiendan que una cosa es ser emprendedor y otra cosa es ser empresario y allí sí tenemos una gran responsabilidad porque no todos van a ser empresarios”.

Resaltó que la labor en los colegios es muy importante a la hora de detectar emprendedores porque son los docentes los que tienen que fomentar las habilidades emprendedoras de sus alumnos y mantenerlos motivados para que, a futuro, logren que el emprendimiento se convierta en empresa y el emprendedor en empresario. Por tanto hay dos cualidades importantes que tiene un emprendedor:

1- Toma la iniciativa de comenzar con optimismo, pasión y energía: Tres cualidades que no se deben cortar en la escuela, por el contrario, el docente debe acompañar al alumno motivado y ayudarlo a concretar su proyecto por más que le demande más tiempo y esfuerzo. “Lamentablemente en los colegios muchos chicos llegan con optimismo, pasión y energía a clases y se encuentran con un profesor desmotivado, sin ganas de trabajar. Esto deprime a cualquiera”.

2- Hace realidad un sueño: aunque no necesariamente ponga en marcha una empresa. “Hay que entender que nadie puede ser empresario si no tiene una empresa y cuando nos encontramos con un montón de informales que dicen ser empresarios, yo digo serán emprendedores, porque empresa todavía no tienen. Son dos negocios distintos”.

Karen también señaló que en un informe del BID, del año pasado, se decía que uno de los grandes problemas en países como el nuestro, en el que se fomenta el emprendimiento, es que luego las personas ya no quieren ser empleados y al final pueden tener actitudes emprendedoras importantes pero no tienen las habilidades que se necesitan para ser trabajador dependiente como por ejemplo el tema de los horarios. “El chico dice ah yo quiero mi vida libre, hago lo que quiero, hago mi negocio, soy independiente, etc; pero cuando van a hacer sus prácticas profesionales se dan con la sorpresa de que tienen que trabajar sábado y entonces dicen; qué se ha creído esta empresa! que yo voy a trabajar sábado? Solo lo haría para mi propio negocio. Es decir, el sueño del negocio propio no les deja entender que tienen que desarrollar distintos tipos de habilidades y competencias”.