24 APR 2014 | COLUMNA DE OPINIÓN

Beneficios de trabajar en “oficinas sustentables”

Los edificios de oficinas de alto estándar reúnen una serie de características que ayudan a crear ambientes saludables. 

Por Alejandro Videla / HSEC MAGAZINE, EMB

A través de la iluminación, la climatización, los espacios y la tecnología, las oficinas se transforman en lugares de trabajo agradables, donde todo funciona impecablemente, mejorando la calidad de vida laboral. Este entorno baja los niveles de estrés, fomentando el bienestar, el rendimiento, la creatividad y disposición del trabajador dentro de su lugar de trabajo. Es cierto que son proyectos más caros, pero están llenos de beneficios: ofrecen un excelente retorno de inversión, tienen bajos costos operacionales, tienen bajo impacto en el medio ambiente, mejoran la imagen corporativa y promueven la productividad y bienestar de sus ocupantes.

Características técnicas

Generalmente, estos proyectos incluyen características sustentables como:

• Muros cortina de termopanel, que ayudan a regular la temperatura, brindando una luz natural adecuada en el interior.

• Transparencias para separar espacios interiores, lo que permite la entrada de la luz natural.

• Diseño y control eficiente de la iluminación artificial para promover la concentración y la visibilidad de los trabajadores.

• Ascensores inteligentes de última generación, que minimizan las esperas de los usuarios para transportarse dentro del edificio.

• Control con tarjetas magnéticas, para aumentar la seguridad y facilitar el acceso.

• Plantas libres con espacios flexibles, que se puedan aprovechar y adaptar al máximo por la empresa o persona que lo va ocupar.

• Sistemas centralizados de climatización.

• Puestos de trabajo distribuidos a través de una combinación de diseño funcional y amigable.

• Espacios dedicados a la recreación de sus ocupantes.

• Ubicación estratégica que permita que sus trabajadores se movilicen en bicicleta al trabajo.

Estudios que avalan sus beneficios

Aunque no existen estudios en Chile sobre este tema en específico, la Universidad de Exeter en el Reino Unido ha realizado investigaciones sobre los efectos psicológicos que causan oficinas diseñadas amigablemente y han concluido que aumentan en 17% la productividad. Por su parte, la consultora inmobiliaria española Aguirre Newman sostiene que contar con oficinas modernas y cada día mejor diseñadas incrementa un 20% la productividad de las empresas.

Aspectos como el color, la iluminación, el mobiliario, el espacio y la tecnología, son determinantes para quienes trabajan en un edificio de oficinas. Si el proyecto no cuenta con estacionamientos propios, tiene un ascensor que demora más de un minuto en llegar, sin espacios flexibles o muy mal iluminados, estas condiciones terminan por afectar el ánimo de los trabajadores, afectando finalmente su productividad.