12 SEP 2014 | NOTA DE INTERÉS

Activos y pasivos

A partir de ellos que se elaboran los balances o informes sobre la situación patrimonial.

Al momento de llevar una empresa a la marcha se debe manejar conceptos básicos que permiten el correcto desarrollo del emprendimiento, siendo una de las bases de la materia el tener claridad qué son los activos y pasivos con los cuales se cuenta.

¿En qué momento se usan los activos y pasivos?

Se define activo y pasivo a las dos partes de las cuales está compuesto un balance -también conocido como balance general o de situación, este es el documento financiero que debela la situación del patrimonio de una empresa en un instante determinado.

Este informe es una completa  fotografía de la realidad patrimonial y, si se dispone de los conocimientos necesarios, lo puede realizar el mismo emprendedor, algún encargarlo o experto en el sector de la contabilidad. De la misma forma se puede leer sobre la temática para poder dominarla y así tener  los conocimientos necesarios , ya que es muy simple de comprender.

 Pero, ¿qué es el activo?

Se denomina al  conjunto de bienes, derechos y otros recursos con los que cuenta una empresa, ya sean tangibles o intangibles, de los que es probable que la empresa obtenga beneficios económicos en el futuro.

Se  distinguen variados tipos de activos como:

Activo no corriente o activo fijo: Son aquellos bienes y derechos obtenidos con el propósito de que persistan en la empresa por un periodo de más de un año, los cuales no  que no se han comprado con fines de venta; como maquinarias y bienes inmuebles.

Activo corriente o activo circulante: Son los bienes y derechos adquiridos con propósito de que persistan menos de un año; como es el caso de las existencias.

¿Qué es el pasivo?

Son todas las deudas que la empresa posee, se recogen las obligaciones y representa lo que se debe a terceros: pagos a bancos, salarios, proveedores, impuestos...

Clasificación de los pasivos:

Pasivo no exigible: fondos propios propiedad de los titulares del Capital.

Pasivo exigible: las deudas que la empresa posee frente a terceros y deben devolverse a proveedores, bancos u otros acreedores.

Con ambos concepto claros se puede tomar lápiz y papel y escribir cuáles son los activos y pasivos de la empresa para así manejar un orden.