02 MAR 2015 | ARTÍCULO

Acceso remoto a máquinas y procesos

En estos días, el acceso a Internet es casi fundamental en cualquier PC, Smartphone o tablet, y cada día, más máquinas y controladores industriales están permitiendo la conexión a esta red. De hecho, como hoy es “raro” encontrar un PC sin Internet.

Por Raúl Cobo / Electro Industria, EMB

¿Se imagina hoy día tener un PC que no se conecte a Internet? Realmente, un PC sin conexión a Internet perdería muchas de sus funciones, pero hasta hace poco no era usual tener acceso a Internet (y menos en forma permanente).

¿Se imagina tener una máquina conectada a Internet? Probablemente no, pero siempre ha sido una tendencia que lo relativo a la automatización y control industrial vaya adoptando técnicas ya usadas en la informática, lo más probable es que en un futuro próximo, no podremos imaginarnos que exista una máquina que no esté conectada a Internet.

Hoy en día, las máquinas y, en general, los procesos, están controladas mediante un controlador (como un PLC), que tiene puertas de comunicación, por lo que la conectividad con otros elementos (equipos, sistema de supervisión, etc.) ya es una realidad (al igual que los PCs, que se conectan con impresoras, teclados, mouses, entre otros periféricos).

Pero, ¿por qué conectar una máquina a Internet? Esta red mundial permite conectarnos a todos, por lo que usarla para las máquinas no parece tan mala idea. Años atrás, cuando alguien hablaba de usar Ethernet para conectar controladores industriales lo tildaban de loco, mientras que en la actualidad, un PLC que no tenga una puerta Ethernet está “pasado de moda”.

¿Para qué serviría tener una máquina (o mejor dicho, su controlador) con conexión a Internet? Su principal uso sería poder conectarse remotamente con ella sin tener que asistir a terreno. De esa manera, no habría que incurrir en grandes gastos para ir a revisar la máquina y chequear su correcto funcionamiento. Por ende, podríamos dedicar mayores esfuerzos en mantenciones o controles preventivos y predictivos y no destinar mayores recursos en la mantención correctiva o emergencias. Cuando existe un problema, se requiere que el técnico esté en poco tiempo, revisando la máquina y dejarle en operación lo antes posible. A través de Internet, la atención es inmediata y barata.

El gráfico muestra la diferencia entre antes y después de contar con conectividad remota, en donde se observa un gran ahorro en los costos de mantenimiento.

¿Cómo conecto el controlador a Internet?

En el caso de un PC, debería conectar su puerta Ethernet a la red LAN, la que le entregará acceso a Internet. Otras alternativas podrían ser una red WiFi o un modem celular. ¿Es tan fácil en el caso de una máquina industrial? No, pues los controladores no están provistos para su conexión a Internet; así como routers, módems celulares, WiFi, y equipamientos similares, no están pensados ni habilitados para trabajar con estos dispositivos.En otras palabras, todo el “mundo” de Internet piensa que los que se conectan son PCs o similares, y no piensan, por el momento, en máquinas.

En el ambiente informático, los programas no son los responsables de establecer la comunicación con sus periféricos (como impresoras, plotters y otros), ya que el sistema operativo era responsable de esa función para todos los periféricos posibles. Sin embargo, un PC tampoco estaba desarrollado para conectarse con máquinas, por lo que el que desarrollaba un software de este tipo tenía también que crear todo lo relativo a la comunicación con la máquina (que, por supuesto, no era compatible con todas las máquinas, sino solo con aquella que le interesaba).

Por esa razón, Kepware creó el “servidor de comunicaciones”, herramienta que se encarga de la comunicación con todas las máquinas y liberó a los fabricantes de software de ese trabajo. Posteriormente, se desarrolló la tecnología OPC (Open Process Control), que permite a las máquinas conectarse a los PCs. Ahora, con la masificación de Internet, varios fabricantes (entre ellos, la empresa belga eWon), apuntan a conectar todos los controladores a Internet, sea cual fuese su protocolo de comunicación. Por esto, solo basta con conectar el controlador a estos routers M2M, los que conectarán a Internet estableciendo el acceso remoto. Estos dispositivos se conectan a Internet mediante Ethernet (LAN/WAN), 3G (celular) o WiFi y permiten a través de Internet tener el acceso al PLC como si estuviese conectado directamente a su PC. Es decir, si el controlador (sin importar su marca o protocolo) está en un punto en donde exista conexión a Internet que permita ver un sitio web, ya está conectado y disponible.