09 MAY 2016 | Artículo destacado

Un trabajo soñado ¿es posible?

Cinco maneras de tener un mejor empleo.

Es recurrente que las personas no se encuentren satisfechas al cien por ciento en el lugar donde se encuentran laborando; las quejas por la rutina, el trabajo mal remunerado o simplemente por no ser el “trabajo de sus sueños”, es una queja recurrente.

Sin embargo, muchas de las personas que están a disgusto en sus trabajos no saben por qué ni saben qué quieren que mejore, o simplemente, en qué consiste aquel trabajo soñado que anhelan. Por ello, es importante establecer cinco puntos, para saber qué se está buscando y empezar a trabajar en ello.

1.- Imaginar: lo primero que debe suceder al pensar en el trabajo ideal es imaginarlo, pensar qué características debe tener, los alcances, en qué consiste y si realmente es tangible. No se puede buscar algo sin saber qué es.

2.- Planear. Una vez que se han identificado aquellas características que debe poseer el empleo, es momento de empezar a trabajar en él.  Probablemente las habilidades que el jefe actual conoce no abarcan al cien por ciento las capacidades de su empleado, o tal vez en la empresa no se cuenta con un puesto con esas capacidades, entonces, hay que aventurarse a proponer la plaza o proyecto y esperar los resultados. El que no arriesga no gana.     

3.- Habilidades blandas, una oportunidad: definitivamente ser un profesional con la preparación pertinente es bueno, pero también es importante contar con habilidades de comunicación efectiva, trabajar en equipo, mantener en estado positivo las relaciones interpersonales, saber adaptarse a los cambios, poner creatividad y actitud positiva en cada acción que se lleva a cabo.

4.- Relajarse: es sumamente necesario dedicar tiempo a realizar actividades de distracción, poner especial atención a los hobbies, con la finalidad de distraer la mente y hacer que el cuerpo pierda tensión; por ello, es necesario mantenerse en alguna actividad: nadar, correr, andar en bicicleta, hacer yoga o meditar son actividades que fortalecen la concentración y ayudan a mantener la salud.

5.- Dos a la vez: obtener un ingreso extra no está de más; ser Freelance es una idea que cada vez más profesionales eligen, porque además de trabajar en una actividad extra, que dejará una remuneración económica adicional, sirve para distraer la mente y tener proyectos diferentes.

Empezar un blog, tener un buen perfil profesional en redes sociales, ofrecer servicios y ayuda profesional nunca está de más. Es importante recordar que los conocimientos pueden servirle a alguien más, sólo es cuestión de tener los conocimientos vigentes.

Y si ninguna de las opciones anteriores dan el resultado esperado, es momento de tomar un rumbo diferente, pero primero identificando el camino a seguir; no vale la pena dejarse llevar por el momento y la emoción; pensar detalladamente, tener un plan y ejecutarlo es la mejor idea.