31 AUG 2016 | Artículo de interés

Tipos de marketing para poner en marcha

¿Cómo elegir el mejor?

El Marketing es el conjunto de técnicas y estudios que tienen como objetivo mejorar la comercialización de un producto; para las empresas, llega el momento de poner en marcha estrategias de marketing, pero ¿cuál es la más indicada?, esta duda la plantean muchos empresarios, pero la respuesta depende de cada sector.

Marketing directo: consiste en una comunicación personalizada con cada cliente, para crear una fidelidad a lo largo del tiempo. Lo más común consiste en enviar folletos, buzoneo en domicilios y lugares de trabajo.

Marketing virtual: es un enfoque dirigido a todos los consumidores que hagan uso de internet, por lo que cada vez encuentran más receptores. En este tipo de herramientas se encuentran la publicidad en redes sociales, páginas web y envío de e-mailing.

Marketing relacional: aunque se puede agrupar dentro del marketing directo, el de tipo relacional trata de identificar a los clientes más rentables y establecer una relación de “amistad” con ellos. Por lo tanto, es una mezcla entre marketing y relaciones públicas.

Marketing sensorial: son un conjunto de variables y acciones controladas por el productor o el distribuidor para crear, en torno al producto o al servicio, una atmósfera multisensorial específica, a través de las características del propio producto, de la comunicación o el entorno en donde se encuentra el punto de venta.

Green Marketing: son estrategias basadas en el desarrollo sustentable, y se han implementado debido al impacto cada vez mayor que tienen las iniciativas de cuidado al entorno natural.

Marketing Global: la economía actual y la globalización han desarrollado por medio de la tecnología en comunicación y transporte un mercado Global que facilita a las grandes Empresas y Multinacionales a desarrollar campañas y productos globalizados que admiten un marketing común aplicado a productos de uso masivo globalizados. Es común ver los mismos comerciales, con la misma temática y con leves adaptaciones sugeridas para una mayor penetración por algunas pautas culturales.

Ahora que ya se conocen estos modelos de marketing, hay que analizar el tipo de mercado al que se van a dirigir los esfuerzos publicitarios y empezar a trabajar cuanto antes.